¡Cuidado con los cascotes!

Acometen trabajos de emergencia para evitar los desprendimientos desde la chimenea de Torres

39

La chimenea de la fábrica de conservas Torres se cae a trozos. O se caía. Y es que para evitarlo, el Ayuntamiento ha encargado la consolidación de la obra de ladrillos que forman su corona y desde la que venían produciéndose desprendimientos de cascotes con el consiguiente peligro para la seguridad pública.

Según el Gabinete de Prensa del Equipo de Gobierno, el deterioro de esta chimenea, situada en la plaza Obispo Fidel García, era consecuencia de la estructura metálica colocada hace pocos años sobre la chimenea para evitar que las cigüeñas anidasen en ella. Al parecer el viento arrancó esta estructura removiendo los ladrillos y cemento sobre la que se había fijado.

Los trabajos, que suponen una reparación provisional, han consistido en el rejuntado de las piezas con mortero de cal y cemento de reparación para fábricas antiguas; en la formación de la albardilla “in situ” también con este tipo de mortero, y en la colocación de una protección contra el posado de las aves.

El Ayuntamiento trabaja paralelamente en un proyecto para su restauración, pero los desprendimientos que se estaban produciendo en estos últimos días hacían necesaria la intervención inmediata para evitar el peligro que supone para el espacio público.