222.000 Euros para redactar el proyecto de reforma de las calles Bebricio y Gallarza

El Ayuntamiento busca conseguir subvenciones para estas obras cuya ejecución tiene un coste calculado de más de 2,8 millones de euros

limitación velocidad 30 copia
La calle Bebricio, una de las más comerciales de la ciudad, tendrá más espacio para peatones

El Ayuntamiento de Calahorra va a remodelar las calles General Gallarza y Bebricio dando más espacio a la zona peatonal. Para ello encargará un proyecto cuya redacción costará unos 222.000 euros y que definirá las obras a ejecutar por un montante estimado en más de 2,8 millones de euros.

Para obtener el importe del proyecto, el Equipo de Gobierno Municipal propondrá al próximo Pleno ordinario –a celebrar el lunes 29 de noviembre– una remodelación de créditos por esos 222.000 euros que se conseguirían detrayendo varias partidas del área de Festejos para transferirlas al área de Urbanismo. Se trata de cantidades que el Presupuesto General Municipal de este año reservaba para espectáculos y subvenciones a las peñas y que están disponibles debido a que el Covid-19 no ha permitido invertirlas.

Así lo ha explicado esta mañana en rueda de prensa la concejal de Hacienda, Pilar Bazo, que ha comparecido junto a la alcaldesa, Elisa Garrido. Ambas han coincidido en señalar que la operación tiene como fin último conseguir subvenciones de la Unión Europea para afrontar la inversión de 2855.102 euros que a día de hoy se calcula que son los necesarios para reformar dos de las calles más comerciales y transitadas de la ciudad.

Elisa Garrido –que ha hablado de «compatibilizar el tráfico rodado con el peatonal»– estima que ya a día de hoy Gallarza y Bebricio «presentan un aspecto muy alejado de lo que son actualmente las zonas comerciales urbanas (…) disponen de poca superficie peatonal y necesitan ser modernizadas para facilitar más espacio a los viandantes, mejorar su estética, ampliar los espacios verdes así como el mobiliario urbano y en definitiva, hacerlas comercialmente más atractivas».

Sin embargo, y aunque están por ver las distintas soluciones técnicas del proyecto, a nadie se le escapa que para dar más espacio peatonal hay que quitárselo al tráfico rodado, por lo que se ha sugerido que los aparcamientos se reduzcan. La alcaldesa no ve mayores problemas en ello: «El estudio de la Universidad de La Rioja sobre el comercio analiza el uso que se hace de los aparcamientos y dice las personas que vienen a comprar desde fuera de la ciudad suelen usar para aparcar zonas más difusas porque aprovechan para pasar el día; o sea, que no aparcan en la propia puerta de los comercios».

Además, Garrido ha recordado que «la intención del Ayuntamiento es hacer un párking subterráneo en el antiguo cuartel de la Guardia Civil con lo que al final terminaríamos teniendo más plazas de aparcamiento de las que tenemos ahora».

Sea como fuere La alcaldesa estima que se podrán conseguir fondos supranacionales para estas obras toda vez que la reforma de Bebricio y Gallarza estarían afectadas por hasta 10 acciones recogidas en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) y que están relacionadas con la mejora en el cruce de calles, los aparcamientos, la ampliación de espacios peatonales y los espacios para el autobús urbano, entre otros.

CLASES PARTICULARES BANNER