40.000 euros para que las startups «aborden los retos del sector del envase y el embalaje de La Rioja»

La convocatoria de ayudas, publicada hoy, supone el inicio de la actividad del Centro Nacional de Tecnologías del Envase en el marco del proyecto Ciudad del Envase y el Embalaje

sesión Activa Starups del Centro Nacional de Tecnologías del Envase
Sesión Activa Starups del Centro Nacional de Tecnologías del Envase convocada con anterioridad en el museo Würt

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo​ y el Gobierno de La Rioja ha abierto este viernes la convocatoria del programa ‘Activa Startups: Retos del Envase y el Embalaje de La Rioja’, que va a permitir «abordar y resolver desafíos detectados por el sector riojano del envase y su cadena de valor», según informa el Ejecutivo riojano.

En concreto, se han identificado 22 retos del envase y el embalaje propuestos por 14 empresas, entre las que hay fabricantes de envases (subsectores de plástico, madera, papel y metal), maquinaria y etiquetas, pero también empresas auxiliares del sector del vino (tonelería), alimentación y automoción.

La convocatoria, que supone el inicio de la actividad del Centro Nacional de Tecnologías del Envase en el marco del proyecto Ciudad del Envase y el Embalaje, pone en marcha el proceso de captación para que startups de toda España, incluidas empresas emergentes riojanas, propongan soluciones innovadoras para resolver 12 de estos retos.

Con una dotación económica de 550.000 euros, de los que el Gobierno de La Rioja aporta 240.000 euros y la Secretaría General de Industria y de la Pyme, 310.000 euros, el programa ‘Activa Startups: Retos del Envase y el Embalaje de La Rioja’ ofrece a las empresas emergentes ayudas en forma de subvención.

Así, el importe económico máximo establecido para cada startup es de 40.000 euros y la ayuda se completa con un servicio de acompañamiento y asesoramiento durante todo el proceso de innovación necesario para resolver los retos, lo que incluye un espacio virtual de aceleración, mentoring individual, formación y jornadas de trabajo con las empresas que han presentado los retos.

Las startups interesadas pueden presentar su solicitud a través de la sede electrónica de la Fundación EOI y el plazo de solicitud permanecerá abierto hasta el 29 de mayo. Las ayudas se concederán por procedimiento de concurrencia competitiva en base a criterios de valoración global de las propuestas, la tecnología e innovación aplicada, el equipo de trabajo o el impacto socioeconómico y medioambiental de la solución. A partir de ese momento, las startups comenzarán el trabajo con las empresas riojanas para el diseño de la solución conjunta.

Este programa se enmarca en la familia de programas ‘Activa’ del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y en la Estrategia Nacional Industria Conectada 4.0, que tiene entre sus objetivos el impulso de la transformación digital de la industria española aumentando su potencial de crecimiento y desarrollando a su vez la oferta local de soluciones digitales.

 

22 retos de 14 empresas

Las 14 empresas riojanas que han planteado retos son: Amcor Flexibles, Cocatech, Embacal, Envases Ballujera, IAC Group, Labelgrafic, Palacios Alimentación, Talleres Rina, Kraft Heinz, Maenri, Tonelería Murua, Toybe, Vargas Envases y Embalajes de Madera y Grupo Cidacos.

La definición completa de retos puede consultarse en el Anexo I de la convocatoria.

Reto 1. Identificación y reducción de merma en procesos, reciclaje y valorización (Amcor Flexibles). Se busca identificar y reducir la diferencia entre las toneladas de materia prima que entran en el proceso de fabricación de film flexible y las toneladas de producto terminado, lo que supone una merma de unas 5 toneladas mensuales de material. Esto tiene un impacto negativo directo tanto en términos económicos como en términos de sostenibilidad y medioambiente.

Reto 2. Captación de parámetros de producción y consumos de materiales (Cocatech). Se quieren captar y controlar datos sobre consumo de materiales por tiempo de fabricación en las distintas fases de producción de cápsulas de café, con el objetivo de aumentar la eficiencia y la productividad de planta a través de la reducción del desperdicio, el ahorro de materia prima y un menor consumo energético.

Reto 3. Infraestructura para control de calidad (Cocatech). El objetivo es diseñar una máquina que permita realizar pruebas de calidad mediante ensayos destructivos y aporte información específica sobre el comportamiento de las cápsulas de café, lo que permitiría asegurar la calidad de los materiales antes de la producción y aumentar la eficiencia y productividad de planta al realizarse menos paradas o rechazos.

Reto 4. Gestión avanzada de stocks (Embacal). Se identifica la necesidad de digitalizar y sistematizar el sistema de gestión de stocks de forma integral. El objetivo es tener información a tiempo real de la situación del almacén, referencias disponibles y ubicación y optimizar así los procesos de entrada y salida, mejorando la operativa interna y el servicio al cliente en cuanto a disponibilidad de producto e información aportada en el proceso de compra.

Reto 5. Posicionador automático de envases (Envases Ballujera). Se quiere incorporar un posicionador automático que garantice la colocación correcta del envase metálico en las fases de soldadura, aplicación de polvo electroestático y barniz o elaboración del reborde. Esto reducirá la cantidad de rechazos y mermas de producto e incluso, puede permitir aumentar el portfolio de productos de la empresa.

Reto 6. Trazabilidad de producto terminado (Envases Ballujera). Se busca incorporar la digitalización a los envases mediante la incorporación de códigos de barras u otras soluciones que permitan la lectura automática, registrando los parámetros necesarios para tener trazabilidad sobre cada producto fabricado y disponer de información de valor en casos de detección de fallos durante el proceso productivo o ante reclamaciones de cliente.

Reto 7. Etiquetado flexible (IAC Group). Se detecta la necesidad de disponer de un etiquetado flexible, como puede ser un display, que identifique de forma eficaz los embalajes (en concreto, los que no están destinados al cliente final), reduciendo así el etiquetado en papel y mejorando la información disponible. Esto mejorará la trazabilidad interna y externa, reducirá costes y optimizará los procesos.

Reto 8. Control en los movimientos de embalaje (IAC Group). Se quiere incorporar una solución tecnológica que permita controlar los movimientos del embalaje tanto dentro como fuera de la planta, dentro del circuito logístico, mejorando así la trazabilidad de los embalajes durante el proceso.

Reto 9. Reciclabilidad de los envases intermedios (IAC Group). Se identifica la necesidad de reutilizar el embalaje exterior de las piezas de automoción, así como la compartimentación interior. El objetivo es reducir el volumen de envases metálicos, plásticos y separadores de tipo tejido que se utilizan y, en consecuencia, el volumen de residuos generado.

Reto 10. Aumento de la seguridad y trazabilidad del producto final mediante el etiquetado (Labelgrafic). Se quiere desarrollar un sistema de seguridad asociado a la impresión de las etiquetas para productos de alta gama (como los alimentarios, el vino o los perfumes) que garanticen la imposibilidad de replicación por parte de terceros y que no incrementen de forma notable el precio final del producto. El objetivo es poder trazar la localización del producto a lo largo de todo el proceso, desde la entrega de la etiqueta al cliente hasta la comercialización del producto final.

Reto 11. Nuevos envases sostenibles y reciclables para el chorizo sarta (Palacios Alimentación). El reto es desarrollar un envase más sostenible y reciclable para el chorizo sarta, producto característico del territorio, para lo cual es necesario identificar un material no permeable, imprimible y que garantice el mantenimiento de la productividad de la fábrica, así como la conservación del producto.

Reto 12. Soporte técnico virtual en actividades de reparación y mantenimiento (Talleres Rina). Se plantea el reto de asistir digitalmente a los clientes que instalan sus maquinarias, de modo que se pueda realizar un diagnóstico virtual de cualquier incidencia y evaluar la necesidad de asistencia física de los técnicos o la suficiencia de una asistencia digital para que el propio cliente solvente el problema. Para ello es necesario encontrar una herramienta digital que permita conectarse con la máquina y con el cliente.

Reto 13. Mejora de la reciclabilidad de aerosoles (Talleres Rina). Se busca una innovación en packaging que asegure el completo vaciado de los envases de aerosol tras su uso, que debe ser sencilla y fácil de manipular para el usuario final. Esto permitiría certificar que el envase está completamente vacío de gases y, por tanto, podría ser depositado directamente en el contenedor amarillo para su reciclado.

Reto 14. Get all product out (Kraft Heinz). Se plantea el reto de solucionar la imposibilidad de evacuar el 100% del producto de sus envases, ya que un porcentaje indeterminado se queda como residuo en el interior, tanto en el caso de envases de materia prima en la planta, como en el producto final que llega al cliente. Busca, por lo tanto, una solución mediante la aplicación de tecnología o un rediseño del packaging con nuevos materiales antiadherentes.

Reto 15. Aseguramiento de la integridad de los envases (Kraft Heinz). Se busca resolver la problemática del incorrecto sellado o cerrado de los envases en un punto crítico del proceso productivo como es la entrada en tratamiento térmico, donde es imprescindible una correcta posición y estado del envase. Se reducirían así las incidencias y las paradas de máquina.

Reto 16. Sustitución de grapas de alambre galvanizado por adhesivos (Maenri). Se plantea el reto de sustituir las grapas de sus cajas de madera por un adhesivo de contacto con capacidad de pegar los diferentes elementos del fondo (hojas, listones y solapas), para lo cual debe tenerse en cuenta el nivel de humedad de la madera, las condiciones climáticas a las que se expondrán las cajas y el coste del adhesivo, que no debe incrementar en exceso el coste del producto final, así como la reingeniería de procesos necesaria para la adaptación de la infraestructura productiva a las nuevas características de la producción.

Reto 17. Huella de vida de la barrica (Tonelería Murua). Se quiere desarrollar un sistema que parametrice información de la madera tanto en su entrada a la tonelería como a lo largo del proceso de fabricación de la barrica e, incluso, su uso por parte del cliente (bodega), incorporando esa información al etiquetado. De este modo, se dispondrá de todos los datos del proceso productivo y de vida de la barrica y, además, se podría crear una nueva línea de negocio mediante la posterior venta de esa barrica a nuevos clientes para su reutilización con una información completa.

Reto 18. Gestión avanzada de stocks (Toybe). El reto que se plantea es el control total del almacén a través de la parametrización automática de las diferentes entradas y salidas tanto de materia prima como de producto semielaborado y producto terminado. El objetivo es disponer de un decisor de almacenaje que permita una gestión más efectiva del espacio disponible y conocer en tiempo real la ubicación de cada referencia en el propio almacén y en las diferentes fases del proceso productivo.

Reto 19. Robótica aplicada al movimiento de cargas (Vargas Envases y Embalajes de Madera). Se quieren automatizar y robotizar tareas que actualmente se desarrollan de forma manual, especialmente las de introducción de producto semielaborado en cada fase del proceso, así como la recepción y paletización a su finalización. Esto permitiría dedicar operarios de planta que actualmente desarrollan labores de carga y descarga a tareas de mayor valor añadido como son el propio montaje y acabado de los productos.

Reto 20. Visión artificial aplicada a procesos de control de calidad (Vargas Envases y Embalajes de Madera). Se plantea el desafío de automatizar el proceso de control de calidad de los productos mediante tecnología de visión artificial. El objetivo no solo es examinar el producto acabado, sino hacerlo al término de cada una de las fases del proceso. De esta manera, los operarios que actualmente se dedican a tareas de control básico de calidad, que tienen un carácter repetitivo, podrán centrase en actividades con mayor valor añadido.

Reto 21. Trazabilidad de producto proveedor-consumidor (Grupo Cidacos). Se busca incorporar en los envases información sobre el ciclo de vida de los productos mediante tecnologías de packaging conectado. De esta manera, la empresa, fabricante de conservas vegetales y de V gama, pretende poner a disposición del consumidor y de otros agentes de la cadena de valor información relativa a las características específicas de los productos, como finca y agricultor de origen, tiempo de sembrado o proceso de elaboración. 

Reto 22. Explotación de la monitorización del proceso productivo (Grupo Cidacos). El objetivo es explotar de manera proactiva la información captada en el proceso de fabricación. Para ello, se informatizarán, se digitalizarán y, en su caso, se ampliarán los parámetros captados para disponer de información en tiempo real que facilite la toma de decisiones y la prevención de incidencias a través de un sistema de mantenimiento preventivo. El resultado esperado es el incremento de la eficiencia y la productividad de todo el proceso.

 

BANNER DIA DE LA RIOJA