Aprobado definitivamente el Plan General Municipal de Calahorra

Calahorra se echa al campo 11
El casco urbano de Calahorra visto desde Perdiguero

En el día de hoy ha sido publicado en el Boletín Oficial de La Rioja (BOR) la aprobación definitiva del Plan General Municipal (PGM), por lo que, automáticamente ha entrado en vigor una vez producida esta publicación.

El Plan General Municipal es el que regula el urbanismo en la ciudad incluyendo los usos del suelo en cada zona. «Se trata –según el Equipo de Gobierno Municipal– de la norma de mayor calado que puede dictar un ayuntamiento y que ha supuesto un importante esfuerzo para su redacción con hasta cuatro períodos de exposición pública diferentes y, por tanto, ha conllevado una importante participación ciudadana».

Este PGM supone un marco normativo que va a definir el urbanismo y, por tanto, el desarrollo de la ciudad en los próximos años. «El urbanismo es algo vivo que hace necesario una constante adaptación a las necesidades que surgen y a las normativas que van entrando en vigor. Así, este documento no es estático por lo que en un futuro podrá ser modificado, pero contamos ya con un texto adaptado a la normativa legal vigente», dice el Ayuntamiento.

Dada su trascendencia para toda la población general y los cambios sustanciales que recoge, el Ayuntamiento de Calahorra tiene previsto realizar diferentes acciones de comunicación para que la población pueda profundizar en su conocimiento así como acciones concretas dirigidas a profesionales del sector para formarles especialmente en los cambios en la tramitación este PGM respecto del anterior.

El Equipo de Gobierno Municipal se muestra «satisfecho con un documento que entre sus principales objetivos tiene hacer de Calahorra una ciudad más sostenible, eliminando desarrollos en las periferias, abogando por un modelo de ciudad concéntrica que contribuya a la conservación del Casco Antiguo y que siente las bases de un desarrollo urbanístico más sostenible medioambientalmente».

A su vez, el PGM contempla las condiciones urbanísticas como la construcción del futuro Centro de Formación Profesional Integrado. Éste ha sido precisamente el causante de que se rompiera el consenso al que llegaron inicialmente los diferentes partidos políticos representados en el Ayuntamiento después de muchas conversaciones y negociaciones. Partidos de la Oposición ya se han manifestado repetidamente en contra de este proyecto por su coste y por su filosofía urbanística.

Por otra parte también es destacable la urbanización de los terrenos del antiguo cuartel de la Guardia Civil y el importante cambio que se produce en el sector Cidacos, que cambia radicalmente su modelo de desarrollo y define una importante ampliación aguas arriba del parque del Cidacos.