Café Femminista pide a los vecinos que coloquen en sus ventanas lazos morados por las víctimas del machismo

café feminista

El colectivo Café Feminista, que venía concentrándose cada último viernes de mes en el Hall del Mercadal para hacer visible su repulsa a la violencia machista, anuncia un cambio en el modo de manifestar esa repulsa.

Ese cambio viene motivado por las actuales restricciones sanitarias que impiden la concentración de personas; por eso no van a salir cada último viernes, pero en ese mismo lugar donde se encontraban van a colocar lazos morados que den visibilidad a esta lacra social.

Además ante la convicción de que “de lo que no se nombra no existe” piden a los vecinos de la ciudad que coloquen también en sus ventanas lazos morados.

Café Feminista no quiere dejar pasar la oportunidad de propagar los últimos asesinatos y explica que  la cifra de víctimas de violencia machista que ofrecen no coincide con las oficiales, que vienen siendo la mitad.

Afirman que de enero del 2020 hasta noviembre de 2020 fueron asesinadas por violencia machista según lo establecido en la ley de violencia de género 41 mujeres. Pero explican que a estas hay que añadir las víctimas del 26/12/20 mujer asesinada por su pareja en Gran Canaria y el 31/12/2020 la mujer asesinada por su marido en Torrejón de Ardoz en Madrid. Dejando un total de víctimas oficiales de 43 mujeres.

El colectivo Café Feminista también contabiliza las víctimas no oficiales, que el año pasado fueron 36 mujeres. Haciendo un total de 79 mujeres asesinadas en el año 2020.

Según explica Café Feminista, la Ley orgánica 1/2004 de Diciembre de Medidas de Protección contra la Violencia de Género solo contempla como tal la ejercida sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad aun sin convivencia”.

Sin embargo, este colectivo dice que no solo existen los feminicidios íntimos, «también los hay no íntimos, (como por ejemplo el asesinato de un hombre desconocido a una mujer a quien viola y después mata), infantiles-juveniles (Asesinato de una niña/niño cometido por un hombre en el contexto de una relación de responsabilidad, confianza o poder, por ejemplo un padre que mata a su hija y luego a la madre o viceversa, o incluso cuando un hijo intenta defender a la madre y mata a los dos)..»

Por otra parte, Café Feminista quiere hacer ver que con los confinamientos impuestos por la pandemia la situación se agrava para las mujeres víctimas de la violencia machista, que «sufren control, humillaciones, aislamiento, chantaje emocional, desprecio, abuso sexual, violaciones,golpes… por parte de su agresor hasta llegar al feminicidio. Y dada esta situación de confinamiento en casa muchas de ellas, tienen que convivir con su agresor sin tener escape, las llamadas al 016 en este año se han incrementado en un 16,7% con respecto al 2019.

Finamente Café Feminista desea recordar que son “un colectivo abierto, diverso y apartidista pero político, puesto que actuar de forma colectiva para defender unas ideas es hacer política».

«Nuestro objetivo es defender los derechos de las mujeres y hacerles tomar conciencia de que son personas de pleno derecho, finalizan.

BANNER RIVER SEPTIEMBRE