Calahorra sufre una oleada de robos en vehículos sin precedentes

lunas rotas robos

Calahorra está viviendo desde días atrás una oleada de robos en el interior de coches y furgonetas sin que las autoridades hayan alertado a los ciudadanos de estos hechos para que puedan prevenir las desastrosas consecuencias que están sufriendo decenas de víctimas.

Al parecer, estos delitos se producen de madrugada, entre la 1 y las 4 y el modus operandi es sencillo: acceden al interior de los vehículos rompiendo un cristal y se llevan todos los objetos de valor que encuentran. En los turismos, gafas de sol y otros enseres, pero los más perjudicados son los propietarios de pequeños negocios de diferentes gremios que aparcan en la calle sus furgonetas y se han quedado sin material muy valioso.

Así le ocurrió el viernes a un fontanero que estacionó su furgoneta en la céntrica calle General Gallarza, frente a Mercadona, y ha tenido la desgracia de verse sin sus taladros, radiales y otras herramientas. En total unos 2.500 euros que no le cubre el seguro ya que él, como muchos otros gremios, asegura sus furgonetas sólo por el continente pero no por el contenido, así que únicamente les abonan la factura del cambio de lunas.

“¡Esto está ocurriendo en Calahorra, en pleno centro y desde hace dos semanas! ¿Es que no hay municipales?” se quejaba otro de los propietarios que ha sido objeto de un robo.

Para comprobar «in situ» la veracidad de las informaciones, LA BRÚJULA se ha desplazado esta tarde al principal taller de cristalería automovilística de Calahorra y en apenas media hora de estancia hemos visto llegar tres furgonetas con lunas laterales reventadas por los ‘cacos’. También ha llegado un transporte rápido con suministro de lunas para atender la gran demanda, también complicada para la empresa porque cada marca, modelo y serie necesita una luna específica.

En la empresa CristalBox no dan abasto. Tanto es así que incluso ha necesitado un operario enviado desde la central de la firma en Tudela para poder atender la incesante demanda de clientes que van siendo víctimas de robo.

Responsables de CristalBox Calahorra hablan de hasta 50 expedientes de reparación y sustitución de lunas, si bien no todos estarían motivados por robos que, sólo en este taller, son la causa de más de una veintena de casos. Además LA BRÚJULA se ha informado de la llegada de casos similares a otros talleres de Calahorra especializados en chapa y pintura.

Estos sucesos –que al parecer vienen produciéndose desde hace un par de semanas pero que repuntaron en la noche del jueves al viernes pasado– están siendo denunciados ante la Guardia Civil. Nos consta que también la Policía Local ha acudido a distintos lugares donde se han producido los robos y tiene conocimiento de lo ocurrido; sin embargo, esto no ha tenido reflejo en ninguna nota municipal, ni en la del parte de actuaciones de la Policía Local ni en otras de advertencia.

 

CONSEJOS PARA EVITAR EL ROBO EN LA MEDIDA DE LO POSIBLE

Es cierto que los robos se están produciendo incluso en puntos de la ciudad habitualmente concurridos y céntricos, por lo que estacionar nuestro vehículo en estos espacios no es una garantía de evitar el robo, aunque sí reduce las posibilidades al complicar la oportunidad de actuar de los cacos.

Igualmente es cierto que la rotura de lunas se está produciendo incluso en vehículos de cuyo interior no hay nada de valor que sustraer o de los que incluso se sustraen objetos de muy poco valor; pero en cualquier caso es fundamental no dejar dentro del coche objetos de valor y mucho menos a la vista.

El castigo legal por este tipo de acciones individuales es muy leve y los ladrones, al valorar la relación riesgo/beneficio, concluyen que merece la pena reventar una luna por escaso que sea el valor de lo que pueden robar.

Si sospecha que puede estar siendo víctima de un robo en su vehículo, avise a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad e indique con claridad el punto en el que está teniendo lugar el suceso.

 

 

 

 

 

CLASES PARTICULARES BANNER