Cáritas Calahorra prestó atención primaria a 389 personas el año pasado

Son 67 más que en 2022, mientras que el programa de personas sin hogar atendió a 105 personas, 31 menos que el año anterior. La subida de los precios se hace patente entre los menos favorecidos

junta directiva de Cáritas
La nueva junta directiva de Cáritas presentada en marzo de 2023

El 18 de marzo, Cáritas Interparroquial de Calahorra celebró su Asamblea Ordinaria en la Parroquia de los Santos Mártires como viene siendo habitual cada año. En ella, se presentó el balance económico del año 2023 y el presupuesto del presente año, así como la memoria de actividades llevadas a cabo el año anterior. También se presentaron los objetivos marcados en el Plan Estratégico de Cáritas Diocesana para el trienio 2022-2024 y lo que se está haciendo para su consecución. De todo ello da cuenta Cáritas en un informe que reproducimos íntegramente:

A lo largo de 2023, pasaron por el programa de Atención Primaria 389 personas (67 más con respecto al año anterior), beneficiándose 804 personas de las ayudas ofrecidas. Destacar que por este servicio pasan las personas residentes en nuestra localidad y siempre se trabaja en coordinación con los Servicios Sociales municipales, así como con las diferentes entidades sociales (Cruz Roja y Centro de Salud, entre otros). Si tenemos en cuenta al cabeza de familia que ha acudido a Cáritas a solicitar la ayuda, nos encontramos con 248 mujeres y 141 hombres. Teniendo en cuenta la nacionalidad, se atendió a 245 personas extracomunitarias, 134 españolas y 10 comunitarios.

Los ámbitos de intervención en los que mayor respuesta hubo el año pasado fueron los siguientes: vivienda (pago de alquileres y suministros), alimentación y vestido, salud e higiene y becas de comedor escolar. El gasto originado en Atención Primaria ascendió a casi 37.000 euros, un 10% más que en 2022, lo que puede ser derivado del mayor número de atenciones realizadas y del aumento del coste de la vida.

Respecto al programa de personas sin hogar y en situación de vulnerabilidad, se atendieron en él a 105 personas, 31 menos que el año anterior y coincidiendo con los mes de agosto, septiembre y octubre con las mayores atenciones realizadas. En este programa se llevaron a cabo las siguientes atenciones: ducha (383 respuestas), bocadillo (246), ropero (239), transporte (106) y derivación al comedor social (10). En total, se llevaron a cabo 984 respuestas, 11 más que en 2022. Dicho programa se desarrolla gracias al soporte económico por parte del Ayuntamiento de Calahorra con el cual renovamos anualmente el convenio.

En cuanto al programa de alojamientos temporales, pasaron 11 familias por los pisos el año pasado y 11 participantes se beneficiaron de los huertos sociales.

Respecto a los talleres de promoción social, se desarrollaron a lo largo del año pasado dos: el taller de alfabetización y el taller de costura. El primero se desarrolló de enero a junio, contando con 60 mujeres y de octubre a diciembre contando con 52 mujeres. El taller de costura se desarrolló de enero a junio, contando con 20 mujeres y de octubre a diciembre 10 mujeres.

Además de todo esto, colaboramos con las Conferencias de San Vicente de Paúl en la tramitación de documentos para que las familias puedan recibir alimentos en especie una vez al mes.

Por último, destacar que desde diciembre de 2020 contamos con el proyecto itinerante de formación y empleo de Cáritas-Chavicar que se lleva a cabo en Rioja Baja. El objetivo es lograr la inserción laboral de las personas que pasan por el servicio. Tiene tres vertientes: acogida de las personas que están en búsqueda activa de empleo y elaboración del CV, realización de cursos ocupacionales que faciliten la incorporación al mercado laboral y la visita a empresas para dar a concoer el proyecto y poder enviar a candidatos a sus ofertas.

A pesar de no formar parte de ningún programa específico, a lo largo del año se realizaron diferentes actividades para sensibilizar a la comunidad cristiana y a la sociedad en general de la tarea de Cáritas, tales como el reparto de juguetes por Reyes Magos, la visita a centros escolares para dar a conocer los programas que se llevan a cabo en la entidad, las charlas de sensibilización a jóvenes de catequesis y confirmación, la carrera solidaria y demás actividades.

«Aprovechando estas líneas, queremos agradecer desde Cáritas a todas aquellas personas que con sus donativos y cuotas de socios permiten que podamos continuar dando respuesta a todas aquellas necesidades de las personas que se encuentran en una situación de pobreza, exclusión y/o vulnerabilidad social», termina diciendo la nota informativa de Cáritas Calahorra.