Comienza el derribo del cuatro inmuebles en el casco antiguo y continúa el del antiguo trujal

derribo antiguo trujal 3
Antiguo trujal. En febrero de este año se retiraba la cubierta de fibrocemento para proceder a su demolición

Hoy han comenzado los derribos de los inmuebles sitos en Olivo 4 y 6 y Arrabal 11, que se llevan a cabo por ejecución subsidiaria (los realiza el Ayuntamiento con cargo a los propietarios). Por su parte, la próxima semana tendrá lugar el derribo del inmueble municipal ubicado en el número 15 de la calle Pastelería. Mientras, en la avenida de Numancia, se está desmontando la cubierta de fibrocemento del antiguo trujal para proceder después a su demolición.

El derribo del inmueble municipal de Pastelería núm. 15, adquirido en diciembre de 2022, se une al  realizado la semana pasada en la calle Cuatro Esquinas núm. 12 con el objetivo de poner en valor el Yacimiento de Las Medranas.

Ambos inmuebles son colindantes al yacimiento, y con su derribo se generará un amplio espacio libre que permitirá una mayor visibilidad y puesta en valor del mismo en el que se está realizando una inversión municipal de 1,1 millones de euros.

El contrato ha sido adjudicado a la empresa Transportes y Excavaciones Brindo por un importe de 16.719,30 euros, IVA incluido.

digitalízate banner alargado

Por su parte, los inmuebles sitos en la Calle Olivo números 4 y 6 ambos declarados en ruina, se encuentran en situación de abandono y presentan nulas condiciones de habitabilidad, y peligro de derrumbes a la vía pública.

El contrato de derribo por ejecución subsidiaria ha sido adjudicado a la empresa Construcciones y Canalizaciones de Navarra S.L, la cual presento una oferta por importe de 21.318,73 euros; un 14,03% más económica que el precio de licitación. Junto con el derribo de ambos inmuebles se llevará a cabo el cierre de la parcela municipal ubicada en la calle Portillo de la Plaza 20.

También esta semana se ha iniciado el derribo por ejecución subsidiaria del inmueble ubicado en la calle Arrabal núm. 11; un inmueble deshabitado declarado en ruina con patologías que afectan a su estabilidad y resistencia y que representan un peligro de derrumbe.

El contrato de derribo se ha adjudicado por importe de 29.029,97 euros, IVA incluido a la empresa Transportes y Excavaciones Brindo por presentar la oferta más ventajosa con una mejora de un 21,19%.