Comité de Empresa de FHC: “Las urgencias continúan sin equipamiento material ni dotación humana”

Señala múltiples "chapuzas" e imperdonables "olvidos" en las instalaciones

almacén - WC Urgencias
El comité advierte que actualmente sobre el cartel de almacén ya se ha colocado un esparadrapo rotulado con un oportuno "WC"

Cinco semanas después de la inauguración del reformado módulo de Urgencias de Fundación Hospital de Calahorra y de que el comité de empresa de este centro sanitario calificara de “ñapa chapucera” el proyecto, desarrollo de la obra y resultado, los representantes de los trabajadores vuelven a la carga señalando problemas concretos que afectan las dependencias en la que la situación, según dicen “continúa siendo penosa”.

En una nota de prensa acompañada de fotografías, afirma el comité que la remodelación realizada “ha supuesto un gasto infructuoso y una oportunidad perdida, los espacios asistenciales adolecen de un diseño ineficaz y nuestros pacientes quedan expuestos al escrutinio público habiéndose perdido la debida intimidad que exige la atención asistencial” y pone el acento especialmente en “la carencia de personal y equipamiento”.

“Finalizada la obra y tras su esperpéntica inauguración fake a bombo y platillo” en la que el comité asegura que se colocó mobiliario “disfuncional y de atrezzo para la puesta en escena” y que ahora “ha sido necesario habilitar un baño en el espacio previamente destinado a almacén… porque, sí, se habían olvidado del baño”.

El escrito remitido por el comité y acompañado de fotos dice que las Urgencias “siguen careciendo del equipamiento material necesario para el desarrollo de la actividad, habiendo manifestado la Dirección del centro que no será posible disponer del mismo hasta octubre o noviembre próximos”, lo que es considerado por los representantes de los trabajadores como “un drama”, tanto más porque “la obra se inició en septiembre de 2019 y debía durar algo menos de tres meses, más de un año después sigue sin ser rematada y no sólo es que los espacios físicos sean inadecuados… es que se olvidaron también de que en un hospital, además de paredes y estancias vacías, hacen falta camas, camillas y el equipamiento sanitario correspondiente… ¡también se les olvidó!”.

Por otra parte, el comité mantiene que las instalaciones son inadecuadas para una situación de pandemia: “A la falta de la adecuada definición del necesario doble circuito CVOVID/NO COVID se suma la ausencia de cerramiento de los boxes de atención a pacientes, la cual ha debido ser afrontada apresuradamente, durante el último fin de semana, de forma provisional mediante cerramientos de madera opacos que no llegan al techo”.

En cuanto a la dotación humana, insiste en que hay una insuficiencia crónica: “Con una cartera de pacientes y usuarios de más de 80.000 personas, dispone de un único auxiliar de enfermería en el turno de Noche para todo el servicio de Urgencias y sólo un Apoyo-Celador en horario diurno”.

Igualmente asegura que este es sólo un ejemplo que puede hacerse extensivo a otras áreas del centro y añade que “la incompetencia de la Consejería de Salud pone en riesgo la asistencia sanitaria especializada en toda la Rioja Baja”. Irónicamente comenta el comité su esperanza de que “en breve se convoquen oposiciones a Consejera de Salud”, añadiendo que “el conjunto del hospital no cuenta sino con 5 auxiliares de enfermería en el turno de noche y dos Apoyos-Celadores”.

Salud pone en marcha la reorganización de Urgencias en el Hospital San Pedro en Logroño

Por otra parte, pero al hilo de las dotaciones de Urgencias, la Consejería de Salud ha remitido hoy una nota de prensa según la cual, “se ha iniciado una batería de cinco acciones en el Hospital San Pedro para mejorar el servicio de Urgencias” que se resumen en la creación de un nuevo servicio de Urgencias Pediátricas y el incremento del número de boxes en Urgencias, que pasa de 35 a 42, “lo que convierte al hospital en uno de los centros de su categoría con más boxes individuales”.