Controles algo ‘descontrolados’

ctra. Logroño (memora)

Los calagurritanos en su mayoría se han mostrado concienciados con el confinamiento y se han quedado en sus casas, pero los que han tenido que ir a trabajar en coche y quienes han venido de fuera a Calahorra han sufrido las consecuencias de los cierres de los accesos de la ciudad con controles que, en algunos momentos, han sido ‘caóticos y en otros han provocado confusión al no estar claramente indicada la vía alternativa.

Sirva nuestra experiencia para ilustrar la situación.

En dirección a San Adrián, a la altura de la estación de Renfe, la avenida está cortada, por lo que hay que girar a la izquierda y tomar la calle Viacampo para enlazar con la Variante que lleva a la citada localidad navarra. Sin embargo, a media mañana no nos ha sido posible hacerlo, porque en la rotonda de la Guardia Civil se cortaba el acceso hacia la variante y obligatoriamente había que volver a subir hacia el Sector B-5.

Sin embargo, cinco minutos después habían retirado la valla de prohibido y la calle nuevamente se encontraba abierta.

 

Desconcierto y enfado el de muchos conductores, como los que querían entrar a Calahorra desde San Adrián. En este caso, el acceso por la carretera de San Adrián se encuentra cortado a la altura de las vías del tren  y no hay más indicación que un letrero en la valla que pone: “Entrada cortada: Mediavilla o Bebricio”. Indicaciones a todas luces insuficientes para quien no conoce las calles de la ciudad y nos consta que a algunos conductores les ha costado encontrar una vía de acceso.

estacion desde san adrian
Estación de Renfe desde San Adrián. Texto del letrero: “Acceso cortado. Por Bebricio o Mediavilla”

 

Los mayores problemas de tráfico los hemos padecido hacia las 14,30 horas en la carretera de Logroño donde había un atasco de una larga fila de coches para entrar a Calahorra desde la zona de Eroski. El puesto de control de la Guardia Civil ubicado cerca del Tanatorio Mémora no ha sido capaz durante un largo rato de organizar el tráfico.  A los vehículos que se dirigían a la rotonda de la carretera de Logroño que enlaza con la AP-68 y con la N-232 se les ha obligado a desviarse a la derecha hasta la calle Santander. Una vez allí, la calle en cuestión se encontraba cerrada.

raqueta junto memora
Raqueta frente a tanatorio Mémora. Se obligaba a desviarse hacia calle Santander

Vuelta otra vez a bajar al mismo lugar hasta que finalmente se ha permitido el acceso a la rotonda. Es de esperar que sirva esta experiencia a la Policía Local y la Guardia Civil para establecer los controles durante los días que restan de confinamiento.

calle santander cortada
Calle Santander cortada al tráfico,