Denunciado por tener un Águila Harris

El vecino de Hormilleja, de 47 años, ha sido investigado como presunto autor de un delito contra la fauna

Aguila Harris SEPRONA

El Servicio de Protección de la Naturaleza, SEPRONA, en colaboración con agentes de la Guardia Civil del País Vasco, ha incautado en una vivienda de la localidad riojana de Hormilleja, un ejemplar de Águila Harris.

Según la Guardia Civil, «el ave carecía de la documentación legal según el convenio CITES -Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre-, por lo que se procedió a su intervención y posterior traslado al Centro de recuperación de Fauna Silvestre de La Rioja «La Fombera” para su cuidado».

digitalízate banner alargado

Al contrario de lo que se afirma en la nota de prensa, salvo cambios de última hora que se hayan podido pasar por alto, el águila Harris no es una especie incluida en el CITES. Es más, figura en el apéndice II: «El comercio internacional de especímenes de especies del Apéndice II puede autorizarse concediendo un permiso de exportación o un certificado de reexportación. En el marco de la CITES no es preciso contar con un permiso de importación para esas especies».

A pesar de ello, el propietario de águila, un varón de 47 años, vecino de Hormilleja, ha sido investigado como presunto autor de un delito contra la fauna. Además, contra esta persona se ha tramitado la correspondiente denuncia por infracción administrativa a la Ley de Contrabando, que conlleva una sanción mínima de multa de 1.000 euros.

Las diligencias han sido puestas a disposición de la autoridad judicial. La denuncia administrativa a disposición de la Delegación de Aduanas e Impuestos Especiales de La Rioja

Según consta en el artículo 334 del Código Penal (Delitos contra la fauna) será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años o multa de ocho a veinticuatro meses y, en todo caso, inhabilitación especial para profesión u oficio e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de cazar o pescar por tiempo de dos a cuatro años quien, contraviniendo las leyes o disposiciones de carácter general: cace, pesque, adquiera, posea o destruya especies protegidas de fauna silvestre.