Desde hoy, la velocidad máxima permitida en Calahorra es de 30 km/h

También en las calles General Gallarza y Bebricio a pesar de ser vías con dos carriles de circulación por sentido

limitación velocidad 30 copia
En Bebricio, al igual que en Gallarza, también se ha reducido la velocidad máxima como indica la señalización horizontal

Este martes, 11 de mayo, ha entrado en vigor el Real Decreto 970/2020, de 10 de noviembre, que modifica el Reglamento General de Circulación y que introduce diversas novedades en la regulación del tráfico urbano.

Una de las más destacadas es la reducción del límite de velocidad de circulación en todas las calles de un solo carril o de doble carril con una vía por sentido de circulación.

En el caso de Calahorra la velocidad máxima que era de 40, baja a partir de hoy a 30 km/h. Este límite se aplica en todas las calles de la ciudad salvo en el Casco Antiguo donde la velocidad máxima será de 20 km/h por tratarse de vías muy estrechas o sin bordillos en las aceras.

Conviene aclarar que nueva normativa de tráfico afectaría en principio únicamente a las vías de un solo carril por sentido de circulación pero en  Calahorra las dos calles con doble carril, como son General Gallarza y Bebricio, también están limitadas a 30 km/h porque la competencia en vías urbanas pertenece al Ayuntamiento y en consecuencia, tiene potestad para aplicar la reducción que estime más oportuna.

A propósito de la reducción de velocidad, cabe recordar que el Ayuntamiento ha adquirido dos radares de control de velocidad (cinemómetros) que instalará próximamente.

El objetivo de este nuevo límite de velocidad es reducir la siniestralidad vial, sobre todo la que afecta a los colectivos más vulnerables; garantizar la fluidez de los desplazamientos realizados en las grandes avenidas de la ciudad, y reducir el impacto negativo de la circulación de vehículos en la calidad del aire de las ciudades.

Según informa la Delegación del Gobierno, el riesgo de fallecer como consecuencia de un atropello es del 90% a 50 km/h y se reduce al 10% si la velocidad del vehículo que impacta es de 30 km/h. Además, experiencias existentes de zonas 30 demuestran el efecto positivo sobre la siniestralidad, con reducciones de los accidentes que han llegado a superar el 40 %.

Esta mañana se ha celebrado una rueda de prensa en Logroño en la que la jefa provincial de Tráfico, Beatriz Zuñiga, ha destacado la importancia de esta medida como “paraguas normativo” para que las ciudades cambien para ser más amables, seguras, saludables y sostenibles para toda la ciudadanía.

Además, ha recordado que la próxima semana se celebra la IV Semana Mundial para la Seguridad Vial de Naciones Unidas, cuyo lema es «Construyendo calles para la Vida», centrándose precisamente en esta reducción de límite de velocidad en zonas urbanas a 30 km/h.

page3image12208page3image12376