Detenida una persona por los delitos de robo con fuerza, desobediencia, residencia grave y atentado contra agente de la autoridad

edificio policía local

En la noche del 24 de noviembre, dos agentes que ya habían finalizado el servicio, al dirigirse a sus domicilios observaron a una persona, sospechosa de haber efectuado numerosos robos con anterioridad, que deambulaba por la avenida de Numancia.

Gracias a su celo en el trabajo, consiguieron detener a esta persona sospechosa (no detalla si es hombre o mujer)  «y ya investigada previamente por otras denuncias por robos realizados fundamentalmente de artículos de alimentación, y cometidos principalmente en el centro de la ciudad».

De esta detención da cuenta la Policía Local explicando que al ver al sospechoso uno de los agentes inició una labor de vigilancia preventiva y seguimiento mientras el otro continuó con el vehículo por otra calle por donde preveía, pudiera intentar huir en caso de perpetrar algún robo.

«Efectivamente, el sospechoso se introduce en un camión de reparto, roba una caja de pequeño tamaño, y emprende una huida hacia la calle en la que se encuentra el otro agente, escondiendo la caja robada bajo un turismo. Los dos agentes interceptan y detienen a esta persona y, a su vez, alertan a las patrullas en servicio», explica la Policía Local, que continúa así la narración de los hechos:

«Tras realizar la inspección del furgón, se observa que ha forzado y roto el candando del mismo, y se comprueba que la mercancía robada corresponde a artículos de alimentación procedentes de dicho furgón.

Una vez trasladado a dependencias policiales, el detenido, que había logrado soltarse las esposas de una mano, golpea a un agente e intenta huir, siendo interceptado de nuevo, reducido e informado de los derechos que le asisten al haber cometido los nuevos delitos de desobediencia, resistencia y atentado contra un agente de la autoridad».

CLASES PARTICULARES BANNER