El 3 de diciembre, inauguración de la Capilla del Cristo de la Pelota

Tras una costosa restauración integral que ha llevado cinco años

convenio capilla cristo de la pelota 2 copia
Foto de archivo: capilla del Cristo de la pelota en restauración

El próximo domingo, 3 de diciembre y tras casi cinco años de trabajos de restauración, se va a inaugurar la Capilla del Cristo de la Pelota en la Catedral de Calahorra con una misa, a las 12 horas y la bendición, seguidamente, de este espacio recuperado dentro del templo.

El Obispo de la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño, Santos Montoya, oficiará estos actos religiosos organizados por el Cabildo Catedralicio y por Amigos de la Catedral de Calahorra, asociación que viene impulsando la restauración de piezas artísticas de la Catedral paralelamente a otras obras para la mejora del edificio encargadas por fundaciones privadas y administraciones regional y nacional.

digitalízate banner alargado

Al acto se espera que acudan autoridades provinciales y locales así como socios de Amigos de la Catedral «cuyo empuje nos mantiene con ánimos», dice la asociación, que recuerda que con una cuota de 12 euros anuales y otras donaciones son los principales artífices de mantener «lo que nos dejaron de patrimonio nuestros antepasados».

 

UNAS OBRAS INTEGRALES

Los restauradores Mª José Herreros Losantos y Roberto Cagigal Moreno han podido culminar la restauración del conjunto de la capilla incluida la verja de gran valor artístico.

Los trabajos ya finalizados –cuyo coste económico total no ha sido revelado aún por Amigos de la Catedral– han consistido en sanear la capilla de humedades, consolidar paredes y cúpula, recuperar cuadros, retablo, figuras y frescos en cúpula y paredes así como sustituir el pavimento para evitar futuras humedades. Igualmente, se han recuperado las maderas de la tarima original que se encontraban en estado aceptable, se ha reparado la parte inferior del basamento de piedra en la que se apreciaba desprendimiento de la capa de cemento y se ha completado una delicada labor de consolidación.