El Ayuntamiento adjudica la implantación de sistemas informáticos para gestionar los ingresos municipales

Costarán 356.000 euros

vidriera Casa Consistorial

El Ayuntamiento de Calahorra ha dado hoy un importante paso adelante en la habilitación de sistemas para gestionar el cobro de sus propios tributos al adjudicar a una empresa la implantación en el Ayuntamiento del sistema informático que permitirá realizar las gestiones impositivas.

Para entender este asunto hay que recordar que desde 1999 el Ayuntamiento de Calahorra viene delegando el cobro de sus impuestos en el Gobierno de La Rioja. Éste, a su vez, contrata a una empresa que gestiona la recaudación voluntaria ejecutiva y de apremio para muchos municipios de La Rioja.

Esto tiene dos ventajas y un costoso inconveniente: por una parte exonera a los municipios del trabajo y gastos de recaudación y les permite disponer de dinero a cuenta antes de que los tributos sean abonados por los contribuyentes; pero por otra parte tiene un coste muy elevado que en el caso de Calahorra es unos 235.000 euros en cada ejercicio económico.

Con el Equipo de Gobierno Local dispuesto a evitar buena parte de ese coste y ante la opinión general de que la autogestión resultará más económica, el Ayuntamiento está disponiendo de los medios materiales y humanos para ello. Así, la Junta de Gobierno Local reunida ayer aprobó la adjudicación a la empresa T-SYSTEMS ITC IBERICA SAU del contrato de servicios para la implantación y puesta en marcha de las aplicaciones informáticas necesarias para gestionar el cobro de tributos.

El contrato se va a desarrollar en varias fases con una duración total de 25 meses y abarca un proyecto de transformación digital de los procedimientos municipales del servicio de recaudación. El coste total del contrato asciende a 356.980,25 euros.

 

PAGOS BONIFICADOS Y A LA CARTA

Con vistas a esta gestión interna de sus propios impuestos, la transformación y digitalización de los servicios económicos municipales va a alcanzar las áreas de Intervención, Tesorería y Gestión Tributaria para «adaptar y modernizar los procedimientos administrativos municipales, ejercer con autonomía la competencia propia de recaudación de tributos municipales y mejorar la atención a la ciudadanía, implantando un sistema de pago de tributos a la carta y de pago domiciliado con bonificación«, según promete el Grupo de Gobierno Municipal.

Según el mismo, «la concejalía de Hacienda tiene previsto implantar el cobro de los tributos municipales, impuestos, tasas y precios públicos, a partir de 2022 en tres fases, en función del calendario de recibos en período voluntario actual del Ayuntamiento; e implantar a partir de 2023 el servicio de pago de tributos a la carta así como la recaudación en período ejecutivo y apremio». 

Asegura también que «el contrato de suministro y puesta en marcha del sistema informático maneja otras prestaciones para facilitar la relación del Ayuntamiento con la ciudadanía, como el desarrollo más amplio de una carpeta ciudadana del contribuyente en la sede electrónica, la creación de un módulo específico de colaboradores que permita prestaciones específicas para asesorías y gestorías administrativas o la gestión de notificaciones en materia tributaria».

 

INTEROPERATIVIDAD Y FORMACIÓN DEL PERSONAL

Además se pretende «seguir avanzando en la mejora en la interoperabilidad con otras administraciones como la Agencia Tributaria, la Tesorería General de la Seguridad Social, la Dirección General de Tráfico o la Dirección General del Catastro entre otras».

El proyecto cuenta también, lógicamente, con un plan de formación que incluye las acciones necesarias «para que todo el personal municipal implicado en estos servicios económicos desarrolle con garantías todas las tareas derivadas de la implantación de este importante proyecto de modernización».