El Ayuntamiento de Calahorra ha destinado este año 700.000 euros en gastos directos por el COVID 19 

reparto verduras, coliflor
El Ayuntamiento repartió verduras entre las familias más vulnerables

El Ayuntamiento de Calahorra detalla en una nota de prensa la “gran cantidad de recursos económicos, materiales y humanos” que ha invertido este año en la gestión del Coronavirus. La administración municipal ha adaptado su actividad a las circunstancias y necesidades derivadas de la COVID 19 y todas las áreas municipales han dedicado esfuerzos especiales a la atención a las personas, señala.

 

Proporcionar una respuesta cercana y ágil, que no deje a nadie atrás adaptando los servicios municipales a la nueva realidad de la pandemia” ha sido el objetivo del Ayuntamiento, que desea explicar lo “profundamente afectada” que se ha visto la Hacienda municipal debido a  las circunstancias sanitarias. En este sentido, el Ayuntamiento de Calahorra ha invertido 610.000 euros adicionales en gastos de promoción económica; adquisición de material de limpieza, protección e higiene; repartos de alimentos; actividades de promoción cultural o incrementos de ayudas del área de derechos sociales.

En concreto, durante 2020, a los trabajos de limpieza se han destinado alrededor de 110.000 euros adicionales, que están permitiendo realizar extraordinarias en los colegios públicos de propiedad municipal. Unos fondos que han permitido también adquirir material de desinfección o ejecutar la limpieza de extraordinaria de calles, mobiliario urbano, parques infantiles y deportivos, residencias de mayores, Fundación Hospital de Calahorra y Centro de Salud, farmacias, supermercados y centros comerciales, etc.

El Ayuntamiento ha destinado otros 50.000 Euros a la adquisición de material de protección e higiene para garantizar las condiciones de trabajo del personal municipal y la atención a la ciudadanía en condiciones de seguridad.  Por este concepto se ha adquirido material como mascarillas de diversos niveles de protección, geles hidroalcohólicos o mamparas de protección para todos los servicios municipales.

 

A todo esto hay que añadir que el Ayuntamiento de Calahorra ha coordinado y ejecutado una docena de operaciones de reparto de mascarillas y máscaras de protección por diversos puntos de la ciudad, tanto para adultos como para población infantil, procedentes del Gobierno de España, del Gobierno de La Rioja, de la Federación Española de Municipios y Provincias o de otras empresas. También ha repartido este tipo de material por colegios e instituciones educativas coincidiendo con el inicio del curso escolar.

 

Actualmente el Ayuntamiento sigue realizando repartos de mascarillas para las personas más vulnerables desde el punto de vista socioeconómico, previa valoración del área de derechos sociales.

 

La atención a las personas mayores merece un apartado especial según informa el Ayuntamiento, que destaca “la importante labor de atención” desplegada con este colectivo, especialmente vulnerable frente al coronavirus: se han hecho más de 1100 llamadas a personas mayores de 65 años que constaban empadronadas solas. A día de hoy, desde la concejalía de personas mayores se continúan realizando estas llamadas para seguir atendiendo diariamente a este colectivo.

Está tarea ha permitido la detección de nuevas necesidades en cuanto a alimentación, recogidas de residuos, atención psicológica o suministro de medicamentos, para la cual el Ayuntamiento de Calahorra se ha coordinado con otras Administraciones Públicas.

 

Destaca en este sentido “el apoyo y atención de la concejalía de personas mayores a las residencias de personas mayores de la ciudad, con las que se ha mantenido un contacto diario para tratar de proporcionar toda la ayuda y atención posibles por parte del Ayuntamiento”.

 

También destaca la partida destinada a las ayudas a la promoción económica y al desarrollo de actividades de comercio y hostelería, que “se han llevado la mayor parte de los gastos directos frente al COVID 19 hasta alcanzar los 379.000 euros”.  Este importe se reparte en:  ayudas directas (168.000), bonos de comercio en coordinación con la FER (20.000), programa “Bimilenaria cultural” (52.000) y los recientes “Bonos Calahorra” para animar las compras navideñas (120.000).

 

A esta cantidad total hay que sumar el coste del Marketplace, una plataforma de venta online impulsada por el Ayuntamiento de Calahorra para la modernización y digitalización del comercio de Calahorra y que incrementa la inversión del contrato de dinamización comercial en alrededor de 7.600 Euros.

 

También el Ayuntamiento de Calahorra ha incrementado sustancialmente su gasto en el área de derechos sociales “para garantizar los recursos necesarios las personas más vulnerables y no dejar a nadie atrás”.

Así, una de las políticas más novedosas en este sentido fue la firma de un contrato de emergencia con la cooperativa “El Raso” para el suministro de verduras locales y frutas frescas a las personas más vulnerables con dos objetivos: cubrir las necesidades de alimentación de las personas con más necesidad, y dar salida al excedente de producto procedente de la agricultura local que como consecuencia de la pandemia podría perderse. En total se han destinado a este programa 8.574,46 euros.

 

Además los programas más importantes del área de derechos sociales se han visto profundamente afectados. El programa de tarjetas para la adquisición de alimentos destinadas a las personas más vulnerables ha alcanzado a 1.183 usuarios (401 más que en 2019), lo que ha supuesto un gasto total de 66.349 Euros (13.249 Euros más que en 2019).

 

En cuanto a las Ayudas de Emergencia para coberturas de necesidades básicas, entre enero y diciembre de 2020 se han concedido 55, por una cuantía de 29.850,17 euros (8.940,95 euros más que en 2019).

 

Las ayudas destinadas a paliar la pobreza energética se han visto incrementadas igualmente este año hasta alcanzar los 3.860 Euros (200 Euros más que en 2019).

 

Durante este año 2020 el Ayuntamiento de Calahorra no solo ha realizado el servicio de comedor social sino que también se ha implementado un servicio de comidas a domicilio, algo previsto en el programa de gobierno pero que ha cobrado todavía más importancia en una situación de pandemia. Este servicio de comidas a domicilio ha realizado un total de 2.129 servicios

 

En cuanto al propio servicio de comedor social ha sido llamativo en incremento del número de atenciones respecto a los dos primeros meses del año cuando apenas se alcanzaron los 87 servicios en febrero que pasaron a los 1.264 de abril. En total se han realizado 6.274 menús entre comedor social y reparto de comida a domicilio (4.025 más que en 2019) que han conllevado un gasto total de 40.887,01 Euros (27.630,72 Euros más que en 2019).

 

“El Ayuntamiento de Calahorra estuvo siempre activo y al servicio de la ciudadanía desde el inicio del confinamiento de marzo”, dice en su nota de prensa, para definirse como “una administración especialmente proactiva en la atención a los ciudadanos”.

Explica también que con la entrada en la fase 1 de la desescalada el 11 de mayo, los servicios municipales recobraron la atención al público, las primeras semanas con cita previa, siendo una de las primeras administraciones en recobrar la atención presencial”.

 

Durante todo este tiempo, el personal municipal de Policía Local y del Parque Municipal de Servicios ha realizado numerosas horas extraordinarias para asumir labores de vigilancia o de limpieza y desinfección. En general, el conjunto de los servicios municipales destinaron más de 8.000 horas a labores dedicadas a la COVID 19.

 

Otro de los aspectos más relevantes de la gestión de la pandemia según el Ayuntamiento,  fue la peatonalización de calles y la ampliación de espacios públicos para la instalación de terrazas para que tuvieran la mayor capacidad posible. En este sentido el área de Urbanismo solicitó y estudió en un fin de semana más de 50 propuestas de los diferentes establecimientos con terraza para facilitar su apertura el primer día en el que estuvieron autorizadas para ello, el mismo día 11 de mayo.

 

El Ayuntamiento de Calahorra concluye su comunicado afirmando que  “ha adaptado su actividad y todos los servicios municipales a las necesidades surgidas de la pandemia, para no dejar a nadie atrás y garantizar la atención a la ciudadanía desde el minuto cer”o.

 

“Todo ello no hubiera sido posible sin el compromiso de toda la plantilla municipal. Por eso, el Ayuntamiento de Calahorra quiere agradecer a todo el personal municipal su dedicación y esfuerzo durante todo este difícil año en el que han contribuido a una atención más ágil cercana y eficaz a toda la ciudadanía”.