El Ayuntamiento explica las intervenciones practicadas sobre el autor de los destrozos en el belén del Mercadal

La fiscalía solicitará su ingreso en prisión preventiva

autoridades belen municipal copia

«Desde la Administración Local, más concretamente desde la Policía Municipal, entre enero de 2021, y diciembre de 2022 se han realizado un total de 95 intervenciones vinculadas con el individuo que el pasado viernes, accedió al interior del Belén municipal y causó graves destrozos en el mismo». Así se expresa el equipo de gobierno muncipal en una nota de prensa en la que dice que se trata de «una persona con amplios antecedentes penales, vinculados mayoritariamente con la alteración del orden público y los robos, así como con el consumo y tenencia de sustancias estupefacientes«.

Dice el comunicado que tanto la Policía Municipal como los Servicios Sociales municipales han intentado «en múltiples ocasiones» que esta persona acudiera a los servicios de salud y a los servicios sociales «sin ningún éxito», ya que «legalmente no se puede obligar a nadie a que por su propia voluntad asista a ninguno de estos servicios si se opone a ello».

Según explican en la nota de prensa, esas 95 intervenciones de la policía municipal «en el intento de gestionar los altercados públicos y de las circunstancias que genera esta persona, han dado como consecuencia la imposición en los dos últimos años de 30 sanciones, así como varias detenciones, y el traslado de los correspondientes expedientes a la autoridad».

«No es competencia municipal»

El equipo de Gobierno quiere dejar claro que «las competencias municipales en materia de privación de la libertad de una persona por causar altercados similares son inexistentes». En este sentido, explica que  «solamente los juzgados pueden ordenar el ingreso de esta persona en un centro psiquiátrico o penitenciario. Son la fiscalía y los tribunales de justicia los que han de decidir sobre si una persona ha de ser internada en un centro penitenciario o en un centro psiquiátrico».

Aseguran que el Ayuntamiento de Calahorra viene realizando «todas las gestiones necesarias para que los tribunales puedan actuar ante esta situación» y se han trasladado a los responsables de la Justicia en La Rioja diferentes informes y expedientes para que sean conocedores de la situación.

También aseguran que la Alcaldesa, Elisa Garrido, el primer teniente de Alcalde, Esteban Martínez, y el Jefe de la Policía Local «han mantenido diferentes conversaciones y reuniones al más alto nivel para trasladar la problemática y buscar soluciones, tanto con el presidente del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja (Javier Marca) como con el nuevo Fiscal Jefe de La Rioja (Santiago Herraiz) en la intención de que se puedan adoptar aquellas medidas que sean legalmente posibles para terminar con este tipo de situaciones en la ciudad».

Según expresa la nota, estas conversaciones y reuniones «altamente productivas» y van a solucionar este problema  «no tardando mucho»

La fiscalía solicitará su ingreso en prisión preventiva

Explica el equipo de gobierno que «a raíz de las denuncias presentadas por el Ayuntamiento de Calahorra ante los juzgados, la Fiscalía de La Rioja ha procedido a recopilar todos los antecedentes denuncias y actuaciones de los Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en los que se encuentra implicado esta misma persona. La fiscalía también ha solicitado una evaluación forense inmediata, y finalmente se solicitará su ingreso en prisión preventiva ante la reiteración de los actos delictivos y la probabilidad de reiteración de los mismos».

 

Con estas explicaciones, el equipo de Gobierno quiere subrayar que «el Ayuntamiento de Calahorra, y su Policía Municipal se han tomado, se toman y se tomarán muy en serio las situaciones que generan personas con este perfil. Unas personas que por sus problemas psiquiátricos, y el consumo de estupefacientes generan situaciones de inseguridad, y hacen que los datos de delincuencia, que son excelentes en nuestra ciudad, se vean alterados por las actuaciones de un número extraordinariamente reducido de personas».

 

Al hilo de esta afirmación, el equipo de Gobierno recuerda las declaraciones de la concejal  del Partido Popular,  Mónica Arceiz, que ayer convocó una rueda de prensa para hablar de la inseguridad ciudadana. El PSOE afirma que Arceiz «aprovechó la alarma creada por el asalto al Belén del Mercadal, para intentar trasladar la falsa imagen de que Calahorra es una ciudad insegura, y que no se hace nada para evitar situaciones como esta». Por eso cree que «es muy triste, que alguien que pretende dirigir esta ciudad utilice un asunto como este para intentar dar una mala imagen de Calahorra».

Abundando en lo que ya dijera ayer, el PSOE insiste en que no existe tal inseguridad:  «Prácticamente la totalidad de los robos que se producen en la ciudad tienen como autores a un grupo reducidísimo de personas, perfectamente identificadas, todas con el mismo perfil; es decir con problemas psiquiátricos y/o consumidores de sustancias estupefacientes, que realizan múltiples pequeños robos para el consumo de droga, sin olvidar algo trascendental, las decenas de denuncias por robo de teléfonos móviles que se produjeron en el chupinazo de las fiestas, y que son precisamente las que han disparado la estadística de robos, algo que en modo alguno puede ocultar la realidad, Calahorra ha sido, es y seguirá siendo una ciudad segura».

El Ayuntamiento de Calahorra quiere «por encima de todo agradecer y reconocer la gran profesionalidad de la policía local de la ciudad, y el trabajo que desde los juzgados, siempre con el máximo respeto de la ley, se está llevando a cabo para solucionar esta situación».

 

CLASES PARTICULARES BANNER