El Ayuntamiento tramita la donación del torreón romano de la calle Portillo de la Rosa

El edificio al que está adosado presenta desprendimientos que pueden dañar este vestigio declarado Bien de Interés Cultural y que el Equipo de Gobierno quiere consolidar y hacer visitable

La Junta de Gobierno Local reunida hoy ha dado el visto bueno al proceso para aceptar la donación del edificio situado en la calle Portillo de la Rosa 15, “y en cuyo interior se encuentra un torreón romano”, según dice una nota municipal.

Esta donación permitirá al Ayuntamiento la recuperación de un elemento considerado Bien de Interés Cultural (BIC) y declarado elemento singular según viene recogido en el catálogo de protección del Plan General Municipal.

Según explica el Equipo de Gobierno Municipal, a finales del pasado mes de agosto fue detectado un problema de carácter estructural en el edificio adosado al torreón al presentar un desprendimiento de parte de la cubierta. En consecuencia, los servicios técnicos municipales acudieron para realizar una valoración in situ de la situación determinando que los desprendimientos podían afectar al antiguo vestigio romano. Así, se inició una negociación con la propiedad y se acordó que la mejor opción para la conservación del BIC era su donación al Consistorio para que éste se pueda hacer cargo de la protección y consolidación. 

“La acción del Ayuntamiento se ha producido con total celeridad, pues ya se ha producido una primera actuación de emergencia para instalar una cubierta provisional que proteja este torreón de los efectos que puedan ocasionar las lluvias. Paralelamente, los servicios técnicos de Urbanismo trabajan en las acciones necesarias para una consolidación definitiva”, comenta el Ayuntamiento.

Este torreón romano es uno de los dos únicos vestigios de torreones que hay de la muralla altoimperial datada en torno al siglo I d.C. La estructura marcaba un frente de muralla que, desde la Plaza del Raso, iba al Portillo de la Rosa formando parte del conjunto amurallado que se atribuye concretamente a la época augústea. Siglos más tarde se levantó un segundo recinto de muralla que acabó por englobar al anterior.  El torreón se encuentra en la actualidad rodeado de casas lo que hasta ahora había permitido su conservación, aunque hasta la fecha, por estar dentro de una propiedad privada, no se había podido actuar él.

El objetivo del Equipo de Gobierno es “recuperar este importante vestigio de nuestro pasado, evaluarlo y darlo a conocer e incluso, si fuera posible, hacerlo visitable”.