El colectivo de personas mayores en voluntariado, un nuevo ejército solidario

barómetro mayores udp

Tomando como punto de partida los informes publicados en el Barómetro Mayores UDP (Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España), en colaboración con el Observatorio del Tercer Sector y Cocemfe Barcelona, ha hecho público un nuevo estudio sobre ‘La participación de las Personas Mayores a través de las organizaciones sin ánimo de lucro’.

El asociacionismo de las Personas Mayores constituye un canal primordial de participación, que se traduce en su presencia en las propias entidades de Personas Mayores, pensionistas y jubiladas y en el voluntariado. Asimismo, el voluntariado, juega un papel fundamental como ayuda complementaria a las ofrecidas por las administraciones públicas, que en muchas ocasiones por falta de medios no llegan a todas las personas que requieren algún tipo de ayuda.

Crecimiento personal, autorrealización, búsqueda de una misión en la vida y la ayuda desinteresada hacia las demás personas son las principales motivaciones de las personas mayores que se dedican al voluntariado.

Pero su trabajo también va unido a la conciencia, y la sensibilidad ante asuntos sociales, altruistas y humanitarios o al sentimiento de legado o trascendencia más allá de su propia persona.

 

Muchas de las personas participantes en los grupos de discusión manifestaron los efectos positivos del voluntariado y cómo ayudar a las demás personas beneficia y aporta “sentido” a su vida cotidiana y salud psíquica, física y vital.

 

Para la mayoría de las personas que han participado en el estudio, haber disfrutado de buena calidad de vida les “obliga” a devolver a la sociedad la calidad de vida que disfrutan o han disfrutado. Para muchas de ellas consideran que el coste que supone realizar el voluntariado, es mucho menor que el beneficio que obtienen.

 

Reivindicaciones de las personas mayores

El estudio también recoge las principales necesidades o reivindicaciones de las entidades de Personas Mayores en materia de representación y participación activa en los órganos consultivos y la pérdida de derechos que está suponiendo la brecha digital en el colectivo. Todo ello, enmarcado en la crisis sanitaria de la COVID-19.

 

La consciencia colectiva, contar con una identidad propia y diferenciada, son algunos de los mayores logros que ha logrado el colectivo de Personas Mayores, tal como expresan los participantes en el estudio.

 

Además, son claves para la participación activa de las Personas Mayores en las organizaciones de la sociedad civil y de empoderamiento, pudiendo observar el efecto del compromiso a la hora de reivindicar los propios derechos de la persona mayor, y al mismo tiempo, del colectivo del que se forma parte.

 

La falta de reconocimiento social y político del colectivo de las Personas Mayores, la defensa de sus derechos y necesidades, el hecho de afirmarse como un colectivo lleno de capacidad y de derechos, son otras de las motivaciones sociales que llevan a las Personas Mayores a la participación activa.

El estudio ha contado con la participación de personas de más de 65 años vinculadas a movimientos asociativos y a las entidades de mayores, pensionistas y jubiladas y cuya acción voluntaria y solidaria realizan en entornos urbanos, permitiendo conocer sus motivaciones y su contribución al desarrollo social en nuestro país. Personas muy vinculadas con los movimientos sociales a lo largo de su vida, algunas de las personas participantes ya militaban en su juventud o madurez en entidades, asociaciones y/o organizaciones sociales y tras alcanzar la etapa jubilación, han seguido vinculadas con el voluntariado y la participación social.

 

El informe completo se puede consultar AQUÍ

 

 

BANNER RIVER SEPTIEMBRE