El Colegio Oficial de Veterinarios de La Rioja alerta sobre la prevención de la leishmaniosis

Alerta contra la leishmaniosis

 La leishmaniosis es una zoonosis –enfermedad que afecta a animales y seres humanos– presente en más de 9 países, que cada año suma de 1,5 a 2 millones de nuevas personas afectadas y más de 30.000 fallecidos. En España en los últimos años se han contabilizado 700 casos.

La leishmaniosis es una enfermedad zoonósica producida por un parásito protozoo denominado leishmania. Se transmite a través de un mosquito de hábitos nocturnos denominado flebótomo que actúa como vector, cuya  mayor actividad y, por tanto, peligrosidad, empieza al atardecer y continua hasta el alba en las épocas cálidas, por lo que se recomienda a los dueños de animales evitar los paseos a última hora de la noche o primera de la mañana en los meses más cálidos del año.

La leishmaniasis se transmite al ser humano a través de la picadura del vector, en este caso flebótomo hembra infectante, el cual previamente ha ingerido sangre de un reservorio infectado con los parásitos. Los flebótomos hembras requieren sangre para poder reproducirse. La temperatura ideal de actuación del vector es entre los 18 y 22 grados. Debido al cambio climático y la consecuente desaparición de las estaciones, la actividad del flebótomo permanece casi inalterada durante todo el año, además de haber ampliado su radio de actividad en áreas en las que hace unos años no existía riesgo de infección, por lo que actualmente hay leishmaniosis en prácticamente toda España. Su incidencia puede variar entre 2 % y 57 % dependiendo de la región. La Rioja se encuentra entre las zonas menos afectadas por la enfermedad.

 

anuncio leishmaniosis Centro Asist. Veterinaria

 

«Como ocurre con el resto de enfermedades, la mejor medida es la prevención evitando los paseos al amanecer y atardecer de los meses de más riesgo –abril y noviembre–, aunque los inviernos tan suaves recomendamos se haga extensivo durante todo el año, a la vez que utilicemos mosquiteras para protegernos y protegerlos, utilizar repelentes como pipetas y collares con una eficacia próxima al 100 % y la vacunación.»

 

Es importante la combinación de las tres medidas preventivas siguiendo siempre las recomendaciones de su veterinario. En la página web tanto del Consejo General de Colegios Veterinarios de España, como en la de La Rioja, se puede encontrar información referente y actualizada.