El comité de empresa de FHC confirma la suspensión de la asistencia al parto en FHC

La situación "evidencia la urgencia de la integración de FHC en el SERIS y la estatutarización de su personal", dicen los representantes de los trabajadores

Fundación Hospital de Calahorra vista general copia
Edificio del Hospital de Calahorra

«Lamentablemente lo que veníamos anunciando se ha convertido en realidad: el Hospital de Calahorra deja de poder dar asistencia al parto a las pacientes de la Rioja Baja durante las fechas navideñas de este año 2021″. Con estas palabras el comité de empresa de FHC confirma el traslado a Logroño de los partos y urgencias ginecológicas de Calahorra, al menos temporalmente.

Se llega a esta situación después de que algunos de los nueve profesionales adscritos a la especialidad no se encuentren disponibles, bien porque han cesado sus funciones en Fundación Hospital de Calahorra (FHC) para ir a desarrollarlas a otros centros sanitarios con mejores condiciones laborales o bien porque los facultativos que se encuentran en condiciones de poder hacer guardias han superado más que sobradamente sus horas de servicio hasta agotar su paciencia con una situación que viene arrastrándose más de dos años.

A esta resta de médicos hay que sumar el factor humano con circunstancias personales y habituales tales como bajas, conciliación familiar, embarazos, etc.

En definitiva, los facultativos que han podido hacer guardias –incluso a costa de sacrificar parte de su vida familiar– llegaron al mes de noviembre habiendo cumplido 150 horas más de las establecidas y aún así han cubierto las guardias del mes de diciembre cuando la realidad es que en octubre ya habían cumplido sus horas de servicio. Así las cosas, «han llegado al máximo de su entrega personal», dice el comité de empresa.

 

UNA VERDAD INCÓMODA Y REPETIDAMENTE NEGADA

La realidad viene a contradecir las afirmaciones de los cargos políticos; las últimas, del portavoz socialista local, Esteban Martínez, cuando en el Pleno ordinario de Noviembre afirmó: «No es cierto que actualmente esté en peligro ningún servicio de los que tiene el Hospital de Calahorra, incluido el de Ginecología y asistencia a partos (…) el hospital ya dispone del personal necesario para dar continuidad a sus servicios, incluido Ginecología y asistencia a partos».

También en sede parlamentaria, «la misma consejera de Salud negaba la mayor», dice el comité de empresa.

No están lejanos los días en los que el Grupo Socialista exigía desde la Oposición al entonces alcalde popular, Luis Martínez-Portillo, que hiciera valer su cargo representativo dentro del Patronato de Fundación Hospital de Calahorra para solucionar una serie de problemas que a día de hoy persisten.

Son problemas que el comité de empresa de FHC ya puso de manifiesto ante la presidente riojana, Concha Andreu, en un cuando menos «incómodo» encuentro entre ambas partes a las puertas del hospital calagurritano y del que ya dimos cuenta AQUÍ.

Es cierto no obstante, que con posterioridad se celebró una reunión para dotar al servicio de Ginecología con dos facultativos más, pero aún así no se cubren las horas y es que el nudo del problema está en que a la escasez de médicos y en general de personal sanitario a nivel nacional, se une que «nadie va a querer venir a trabajar al Hospital de Calahorra porque es una isla de gestión, al margen del resto de la Sanidad pública de la Rioja«. Así al menos lo dice el comité de empresa de FHC.

 

UNA SOLUCIÓN QUE NO LLEGA

Para que FHC deje de ser esa «isla» es necesario que su gestión deje de hacerse por el modelo fundación y se integre plenamente en el Sistema Riojano de Salud con sus trabajadores en régimen de estatuto.

«Pero ajenos a toda cordura, ha sido la empecinada actitud de los responsables de gestionar la sanidad pública, oponiéndose a la integración de FHC en el Servicio Riojano de salud, la que ha terminado por suponer un déficit asistencial que ahora afecta a un servicio emblemático del Hospital como es el de Ginecología y Obstetricia, y que esperemos no se prolongue en el tiempo y no se extienda a otros servicios», dice el comité de empresa.

«Un modelo de gestión distinto y fuera del Servicio Riojano de Salud, imposibilita captar profesionales«, insiste en decir el comité que exige a la consejera de salud que cumpla su función como gestora para solucionar estos problemas en vez de «crearlos e ignorar despectivamente su existencia».

«Nadie puede entender que responsables políticos de cualquier color se resistan a desbloquear y agilizar la tramitación de la Ley de integración de FHC en el SERIS, ¿son los mismos que aplaudieron y alabaron la actuación responsable de los profesionales sanitarios también en FHC en los momentos duros de la pandemia que aún no han terminado?», se pregunta el comité en un escrito en el que extiende la responsabilidad a todos los diputados y diputadas de La Rioja.

 

LA PROMESA PRESIDENCIAL

En cualquier caso, ante esta situación no podemos pasar por alto la promesa de Concha Andreu al comité de empresa. La presidente de La Rioja dijo en octubre que «el Gobierno de La Rioja priorizará la ley de integración de Fundación Hospital de Calahorra (FHC) en el sistema del Servicio Riojano de Salud (SERIS) y se trabajaría en firme en él a partir de enero de 2022″.

BANNER PLANTADECOR INVERFLOR