El Comité de Empresa de FHC, satisfecho con el cerramiento de los boxes de Urgencias

Los representantes de los trabajadores hablan sobre el confinamiento y señalan la necesidad de que la presión asistencial del Covid-19 se mantenga baja para poder atender con normalidad el resto de las enfermedades

boxes Urgencias FHC
Puertas correderas con ventana que cierran los boxes en Urgencias de FHC

El Comité de Empresa de Fundación Hospital de Calahorra  informa en una nota de prensa de que “tras las movilizaciones realizadas durante el mes de septiembre, se ha conseguido el cerramiento de los boxes de reconocimiento del servicio de Urgencias”, reivindicación que exigía como “imprescindible medida de seguridad para pacientes y usuarios en evitación del riesgo de infección cruzada”.

La llegada de esta dotación ha sido calificada como una “buena noticia” por parte del comité que no obstante considera que los cerramientos debieron ser parte del equipamiento de las Urgencias durante su reforma realizada meses atrás. También lamenta el comité que para conseguirlo haya sido necesario “manifestarse y denunciar públicamente las carencias padecidas, de otra forma aún estaríamos esperando”. Los representantes de los trabajadores agradecen a todos su colaboración y dicen que “esto se ha conseguido también gracias a la labor de servicio público de los medios de comunicación”.

Imprescindible disminución de la presión asistencial sobre el Covid para atender con normalidad otras enfermedades

En su nota de prensa el Comité de Empresa de FHC informa de la incidencia del coronavirus facilitando sus propios datos estadísticos y hace califica la situación actual de “estabilidad controlada”.

Igualmente se refiere a la utilidad del confinamiento aplicado entre la semana pasada y esta: “Lo cierto es que la presente “oleada” o “rebrote” de agosto/septiembre ha tenido relevante repercusión hospitalaria ya desde finales de agosto y durante todo el mes de septiembre, lo cual sitúa los contagios de origen como “transmisión comunitaria”, al menos desde mediados del mes de agosto, momento en el que sí hubieran sido eficaces las restricciones de movilidad y/o confinamiento”.

En este sentido, el comité hace especial hincapié en la necesidad de que el trabajo se desarrolle de una forma más ajustada a la normalidad con la atención necesaria a otras enfermedades, cosa que la epidemia de Covid-19 ha impedido: “Para nosotros es fundamental poder mantener nuestra actividad quirúrgica y de consultas pues prescindir de ellas, como nos vimos obligados a hacer en el periodo marzo-mayo, tiene un evidente coste en términos de salud pública: la desatención al resto de patologías, las cuales quedan postergadas ante la necesidad perentoria de movilizar todos los recursos disponibles a la atención de los casos COVID+”.

Reconocimiento a los médicos de Consultas Externas

“Debemos señalar –dice por último el Comité de Empresa– que médicos de las especialidades de Consultas Externas han estado durante todo este tiempo reforzando en guardias de presencia física de 24 horas ininterrumpidas la planta COVID, además de dar continuidad a su actividad de consultas habituales, circunstancia de la que es justo dejar pública constancia y el oportuno reconocimiento”.