El comité de FHC denuncia que el director médico «ha huido» y que parte del hospital se cierra por falta de enfermeras

Poco después Salud ha anunciado la próxima convocatoria de pruebas selectivas de personal sanitario

comité empresa FHC 20 aniversario copia
Miembros del comité de empresa en una anterior rueda prensa

El comité de empresa de FHC denuncia que este centro hospitalario ha tenido que cerrar casi un tercio de sus camas en la Segunda planta por falta de enfermeras, y que desde el día 1 se encuentra sin Dirección Médica.  

Los representantes sindicales, insisten una vez más en que el “aislamiento institucional”  en el que se encuentra el hospital de Calahorra provoca «dificultades extraordinarias” para captar profesionales médicos. hecho que atribuyen a  “la no integración y mantenimiento fuera del régimen funcionarial estatutario».

Pero consideran aún más alarmante -“un hito sin precedentes”- es que esta situación que antes era exclusiva de los médicos «ha llegado a otras categorías profesionales».

“Aunque siempre ha existido competencia entre los servicios de salud de comunidades limítrofes” dicen, la  causa de esa falta de enfermeras se debe, según el comité, a la «paralela incompetencia de los responsables de la sanidad riojana -hasta ahora inaudita- para retener incluso al personal de enfermería necesario mediante contratos laborales elementales”

Abundando en esta crítica, los representantes sindicales comentan que “en muchos casos» las enfermeras se han ido a Navarra o Aragón «simplemente porque esos servicios de salud limítrofes les han ofrecido contratos temporales de un año de duración ante la desidia e incompetente pasividad de nuestros gestores».

El comité de empresa se lamenta de “la pérdida de capacidad asistencial especializada en la Rioja Baja como consecuencia de este cierre de camas por falta de enfermeras” y considera que este hecho  “constituye un salto cualitativo en la degradación del sistema sanitario riojano”.

 

Oferta de Empleo Público del SERIS

La nota de prensa del comité de Empresa llegaba a nuestra Redacción al filo de las 3 de la tarde y dos horas y media después, la Consejería de Salud remitía un comunicado informando de la convocatoria de oposiciones para cubrir 130 plazas en el Servicio Riojano de Salud. De ellas, 102  plazas de enfermeras, si bien no especifica si alguna de esas plazas de enfermera se destina a Calahorra. Este es el comunicado de Salud:

«Hoy se publica en el BOR la Resolución, de 13 de julio de 2021, de la Dirección de Recursos Humanos de la Gerencia del Servicio Riojano de Salud, por la que se convocan pruebas selectivas para el acceso a la condición de personal estatutario fijo en plazas de la categoría de Facultativo Especialista de Área y de la categoría de Enfermero/a.

Con esta convocatoria de oposiciones se prevé cubrir un total de 130 plazas en el Servicio Riojano de Salud, correspondientes a diferentes ofertas públicas de empleo.

Este número de plazas ofertado se distribuye de la siguiente manera: 56 para turno libre, 64 para promoción interna, y 10 para el cupo de reserva de discapacidad.

Del total de plazas, 102 son para profesionales enfermero/as y 28, para Facultativos Especialistas de Área».

El director médico “huye»

Por otra parte, informa el comité en su nota de prensa, «FHC se ha quedado desde el mismo 1 de julio sin Dirección Médica pues su último titular (Dr. Luis Canalejo) ha abandonado el centro tras apenas un año en el cargo, y no lo ha hecho para ocupar otro puesto directivo o para asumir un cometido gestor similar, sino que se trata de lo que podemos calificar -gráfica y muy precisamente- como una auténtica “huida” pues su destino ha sido el de médico de familia de a pie en la Atención Primaria del Servicio Aragonés de Salud».

A los trabajadores no les sorprende esta “huida” porque recuerdan momentos en los que, según aseguran, la Dirección Médica de FHC «se quejaba de la absoluta falta de información por parte de la Consejería de Salud de La Rioja y por la desorganización interna de ésta”. Esto ocurría, añaden,  con ocasión del “convenio de colaboración” con Osasunbidea «del que reconoció haberse “enterado por la radio” pese a suponer un incremento de 14.000 pacientes potenciales para el centro calagurritano)”.
También creen que otro factor que ha podido propiciar la marcha del director médico ha sido «la total falta de planificación en la gestión gubernamental del sistema sanitario riojano (falta de pediatras en Alfaro y derivación a FHC sin control ni aviso previo, cierre de urgencias en nuestra AP y derivación a FHC sin previsión asistencial alguna, etc.)»

El comité de empresa finaliza su comunicado con una larga postdata que transcribimos literalmente:

 

«PD.- La capacidad ordinaria de cada una de las dos plantas de ingreso en FHC es de 36 camas. La Primera Planta se destina a la Hospitalización Quirúrgica y la Segunda a la Hospitalización Médica (la Segunda Planta fue además convertida en la Planta COVID desde marzo de 2020 llegando a ampliarse extraordinariamente su capacidad hasta 42 camas; en la Primera no es posible esa flexibilidad).

La pérdida de 10 camas en la Segunda Planta de FHC es un hecho inaudito -nunca antes se había producido en la historia de FHC- que no obedece a razones asistenciales o criterios de gestión sino a la falta de enfermeras como consecuencia de una negligencia incompresible e inaudita. La pérdida de esa capacidad ingreso, de 10 camas de las 36 existentes, camas que siguen siendo necesarias, es consecuencia directa de la incapacidad gestora para mantener los propios servicios funcionando.

A ello se suma, además, el “tradicional” cierre de otras 12 camas en la Primera Planta del centro durante el verano, si bien este cierre -aun siendo criticable- obedece a razones estacionales y ya se ha producido en el pasado ante la disminución de la presión asistencial quirúrgica por la ralentización de la actividad de quirófano no urgente en periodo veraniego.

En total, la Rioja Baja pierde 22 camas de ingreso hospitalario en medio de desgobierno del sistema sanitario a nivel político e institucional que bate, con creces, todo lo vivido anteriormente (y hasta lo imaginado). Lo nunca visto. Y decir eso en FHC -con lo que aquí se ha presenciado- ya es decir».