El concejal socialista Jesús Garrido, reprobado por la mayoría de la Corporación por «por sus reiteradas faltas de respeto»

A la propuesta de Vox pidiendo la reprobación, se suma la de IU para que los concejales se expresen con "el trato correcto y respetuoso, y con la cortesía que corresponde a la institución que representamos"

Jesús Garrido, concejal del PSOE
Jesús Garrido, concejal del PSOE

Los votos a favor de los concejales del Partido Popular, Vox e Izquierda Unida han aprobado una reprobación formal al concejal del Partido Socialista, Jesús Garrido, “por sus reiteradas faltas de respeto, mediante insultos, descalificaciones y gestos agresivos, hacia otros representantes públicos del Ayuntamiento de Calahorra elegidos democráticamente”.

Buena parte de la sesión ordinaria del pleno de marzo, celebrado esta mañana, ha estado ocupado en debatir la moción de Vox que pedía reprobar al concejal socialista por las razones anteriormente citadas. A esta moción se ha añadido una transaccional introducida por  Izquierda Unida en la que además de la reprobación solicitaba “hacer un llamamiento a los concejales y concejalas a mantener la compostura, el trato correcto y respetuoso, la cortesía que corresponden a la institución que representamos”.

La proposición ha contado con el apoyo de todos los concejales de la Corporación municipal, excepto los del PSOE que ha negado que se hayan producido insultos, y ha subrayado que la figura de la reprobación no tiene validez jurídica. Sin embargo, la portavoz de Vox Maite Arnedo, aún admitiendo que no tiene esa validez, no ha querido restar importancia al hecho de reprobar públicamente por la Corporación a un concejal.

Arnedo ha detallado los «insultos y vejaciones» que asegura venir sufriendo desde lo político a lo personal y de lo personal a lo lascivo e insinuante».

«Que no soy de la España que madruga, sino de la que trasnocha, vaga, prepotente, basura, que no he abierto un diccionario en mi vida»…

Especialmente hiriente para la concejal es el comentario «asqueroso» que asegura ha recibido por parte de Garrido  cuando dirigiéndose a ella le dijo: “No le hago casito y eso usted lo lleva fatal»

De igual manera Arnedo se ha referido a las situaciones que lleva padeciendo en este tiempo. “Me graba con el móvil en mis intervenciones, se levanta al final de las sesiones plenarias a increparme en mi asiento o me decida gestos groseros durante mis intervenciones agitando las manos”.

Así las cosas, mientras el PSOE defiende a su compañero de Grupo diciendo que las acusaciones de Arnedo son «completamente falsas», la concejal de Vox espera que la reprobación «le sirva a Garrido para abandonar su actitud irrespetuosa, maleducada y misógina».