El embalse de Enciso podría estar lleno a finales de 2022

Su puesta en carga escalonada avanza positivamente "para garantizar el abastecimiento a una población de 63.000 personas y el riego de unas 5.200 hectáreas de la cuenca del Cidacos"

embalse de Enciso fase de llenado
Presa de Enciso en el curso alto del río Cidacos

El embalse de Enciso se encuentra ya en su fase 7 de puesta en carga o llenado en pruebas con todas las comprobaciones positivas sobre la respuesta y evolución de esta infraestructura y el llenado podría completarse a finales de 2022. Así lo dice una nota remitida por la delegación del Gobierno en La Rioja tras la reunión y visita que han realizado esta mañana a esta importante infraestructura las autoridades de regionales y de Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

El encuentro ha estado encabezado por la presidente de la CHE, María Dolores Pascual y la delegada del Gobierno, María Marrodán, y en él han repasado este proceso de llenado de la presa de Enciso y también la situación de proyectos en ejecución relacionados con ella y que suponen inversiones de entorno a 2.000.000 de euros entre actuaciones de restitución, la instalación y puesta en funcionamiento de la red sísmica del embalse y la realización de inyecciones que se realizan en el seguimiento de la puesta en carga para evitar filtraciones.

La presidenta del Organismo ha destacado la evolución de la puesta en carga, “que se desarrolla garantizando ya los caudales ecológicos del río” y ha recordado que cuando entre en explotación, “el embalse servirá [para riego] a unas 5.200 hectáreas y al abastecimiento de una población de 63.000 personas, además de mantener los caudales ecológicos y actuar en la laminación de avenidas en esta cuenca”.

La puesta en carga consta de 12 fases, que concluirán con el llenado hasta la cota máxima de 869 y su volumen máximo de 47 hm3 y tras la preceptiva parada para comprobaciones y seguimiento (establecida en todas las fases entre 15 y 30 días), se procederá a un desembalse controlada en su última fase, hasta llegar de nuevo al primer escalón, en la cota 811 y con 2,5 hm3.

En cualquier caso el llenado definitivo dependerá siempre de las aportaciones de la cuenca del Cidacos y también de las paradas para inspección y comprobación que debe realizarse en cada una de sus 12 fases.

 

Restitución territorial y otros proyectos

Junto a los alcaldes de Enciso, Ricardo Ochoa y Arnedillo, Pedro Montalvo, han visitado la presa y también las obras ejecutadas en estos municipios. En actuaciones de restitución territorial por el embalse se han invertido 1.030.0000 euros. De ellas se han concluido recientemente la renovación del abastecimiento y saneamiento de la plaza y calle Mayor de Enciso y el encauzamiento y pavimentación de la calle Yasa de Arnedillo.A estas se une en Yanguas (Soria), la renovación de la depuradora, ejecutada ya en un 60%.

Además, se ha finalizado la instalación y ya está en funcionamiento, facilitando datos de la zona de referencia, la red sísmica del entorno del embalse, consistente en 4 estaciones que mejorará la precisión de la información del subsuelo en el entorno de la cuenca del Cidacos y en el entorno del embalse y es similar a la red implantada en otros embalses de nueva construcción o actualmente en obra.

 

Ebro Sostenible

Estas acciones se integran en los objetivos de gestión por un Ebro Sostenible, en concreto en el eje 5 de garantía de suministro para los usos esenciales.

Los otros cuatro ejes de acción son la mejora del conocimiento (eje 1), que busca incorporar las mejores técnicas y las últimas investigaciones en la gestión de la demarcación hidrográfica del Ebro y facilitar su difusión a toda la ciudadanía; la mejora de la gestión general, enfocado al incremento de la eficiencia de los sistemas (eje 2); alcanzar el buen estado de las masas de agua (eje 3), con medidas para disponer de un medio hídrico y de sus ecosistemas asociados con condiciones ambientales cada vez mejores y la renovación de la visión de la dinámica fluvial (eje 4), que persigue mirar a nuestros ríos con una visión renovada que permita favorecer su recuperación ambiental desde una perspectiva de viabilidad económica, legal y social.