El Equipo de Gobierno apoya la permanencia de los Carmelitas en Calahorra

El provincial de la orden se entrevistará mañana con grupos relacionados con el culto a la Virgen del Carmen

santuario del Carmen
Santiuario del Carmen en Calahorra

El Equipo de Gobierno Municipal ha emitido una nota de prensa en la que apoya la permanencia de los Padres Carmelitas en Calahorra, declaración que hace pública “ante el anuncio de que los frailes no seguirán en el Convento de Calahorra a partir del 30 de septiembre”. No obstante tal extremo aún no ha sido confirmado, al menos de forma pública, y de hecho será mañana cuando el provincial de los Carmelitas mantenga una reunión en Calahorra con personas relacionadas con la vida religiosa y con el culto a la Virgen del Carmen.

Sea como fuere, “el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Calahorra quiere reiterar su disposición, como se viene demostrando hasta la fecha, de apoyar o colaborar en una posible solución para evitar el abandono del convento”, sigue diciendo la nota municipal en la que los socialistas dicen ser conscientes de que se trata de una decisión que compete en exclusiva a la Orden Carmelita para mostrarse dispuestos a colaborar para facilitar la viabilidad del convento en un futuro.

Tal viabilidad estaría garantizada con un número de frailes suficiente para el mantenimiento de las instalaciones que los Padres Carmelitas tiene en Calahorra; pero la crisis vocacional es la causa de la actual situación.

Además, el Equipo de Gobierno Municipal “anima a la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño a implicarse en la búsqueda de soluciones de cara al futuro del convento, como ya ha hecho en otros lugares ante situaciones similares, y a quienes también mostramos nuestra disposición a la colaboración”. Sin duda hace así referencia al reciente acuerdo para mantener en activo el Monasterio de Valvanera, que alberga a la patrona de La Rioja.

Según sigue diciendo la nota de prensa, “el Convento de Nuestra señora del Carmen es un activo cultural, patrimonial y turístico de la ciudad de Calahorra, que es objeto además de un importante arraigo social, por lo que animamos a la Orden de los Carmelitas a plantear soluciones alternativas que es seguro que contarán con el apoyo del conjunto de la sociedad calagurritana”.

Sea cual fuere la decisión final conviene recordar que es el convento lo que se clausuraría y no necesariamente el Santuario de la Virgen del Carmen que hasta ahora es atendido por un padre de la orden carmelita pero que podría ser atendido en el futuro por un capellán.

CLASES PARTICULARES BANNER