El Equipo de Gobierno plantea un «muy ambicioso proyecto para el CPM La Planilla» con un volumen de facturación calculado de 12,3 millones en 10 años

El nuevo pliego para contratar la gestión de las instalaciones contempla que la empresa adjudicataria realice una inversión mínima inicial de 500.000 euros y revierta al Ayuntamiento el 75% de sus beneficios

piscinas de invierno
Piscinas de invierno o climatizadas de La Planilla

El Pleno ordinario de noviembre, que se reunirá el próximo lunes, debatirá el pliego de condiciones para la contratación de la gestión del Complejo Polideportivo Municipal La Planilla que tendría un volumen de facturación calculado de 12.300.000 euros en 10 años y que está basado en un «muy ambicioso proyecto» para estas instalaciones deportivas a desarrollar en ese periodo, con el objetivo de que vuelvan a resultar «modernas», «modélicas», «punteras» y «atractivas» para toda la comarca como lo fueron hace 26 años.

Así lo ha dicho esta mañana la alcaldesa, Elisa Garrido, que ha comparecido en rueda de prensa junto a la concejal de Deportes y Contratación, Pilar Bazo. Conjuntamente han desgranado los proyectos del pliego de condiciones que además de muy exigente podría calificarse de muy específico con el fin de que el contrato se pueda adjudicar a una empresa de servicios deportivos, filtrando aquellas de servicios generales no especializadas. 

 

UN PLIEGO DE CONDICIONES MUY ESPECÍFICO  Y EXIGENTE

Para conseguir este propósito, el Ayuntamiento de Calahorra dice haber estudiado diferentes modelos de éxito en instalaciones deportivas similares del norte de España y ha establecido para las empresas que opten a la adjudicación unas condiciones un tanto especiales:

  • Modelo de gestión indirecta por concesión pero con una duración de 10 años.
  • Canon máximo de 400.000 euros al año que abonará el Ayuntamiento a la empresa y que podrá ser mejorado a la baja por las ofertas de las empresas que opten a la adjudicación. Esta cantidad «tiene en cuenta los costes de gestión para que la empresa pueda asumir las mejoras retributivas y las condiciones de los trabajadores según los últimos convenios laborales».
  • Cláusula de «retorno de beneficio»: el 75% de los beneficios anuales obtenidos en la instalación revertirán al Ayuntamiento en dos formas. Por un lado, un 50% en inversión para mejorar la instalación año tras año, y por otro lado un 25% en servicios de promoción de la salud comunitaria y la calidad de vida a través del deporte. El otro 25% será el beneficio que obtendrá la empresa.
  • Inversión mínima inicial de 500.000 euros por parte de la empresa adjudicataria para la mejora de las instalaciones. Esta elevada cantidad «justifica alargar el plazo de concesión a los 10 años para dar lugar a la amortización de esta importante inversión».
  • Ampliación del servicio «para adaptarse a las nuevas necesidades y demandas de los usuarios». En ese sentido, el horario de apertura de la instalación se adelantará a las 7 de la mañana.
  • Ampliación de las horas de cesión gratuita de espacios a clubes. El aumento más significativo tiene lugar en la piscina cubierta que pasa de 45 horas del anterior pliego a las 85 horas de este.
  • Se incorporarán como servicios la prestación de actividades físico-deportivas en modalidad online que han sido un servicio de éxito durante la pandemia para hacer llegar el deporte a un mayor número de personas y también se ampliarán.

La concejal de Deportes ha explicado el compromiso del Equipo de Gobierno con un buen servicio de calidad, por lo que los criterios de adjudicación atenderán mayoritariamente (45%) al proyecto de gestión del servicio, en el que se explicitarán esas inversiones iniciales mínimas de 500.000 euros. El resto de criterios serán la rebaja en el canon fijo planteada (30%), un incremento en las inversiones iniciales (15%), y criterios sociales (5%) y medioambientales (5%).

Pilar Bazo ha detallado que el contrato tendrá un valor estimado en los 10 años de 12.300.000 euros equivalentes a los ingresos previstos por la empresa adjudicataria en su gestión ordinaria de la instalación entre los cuales se encuentran los 4.000.000 euros de canon fijo que aportará el Ayuntamiento.

 

«IMPONDERABLES» Y FUTURIBLES

El Ayuntamiento ha elegido este momento para elaborar el nuevo pliego de condiciones dado que en marzo de 2022 expira el actual contrato –improrrogable– con la empresa Gesport que viene gestionando las instalaciones deportivas de La Planilla desde 2016.

El Equipo de Gobierno trabaja con margen de tiempo suficiente para el cumplimiento de los trámites legales pero quizá también para prevenir dos efectos que retrasarían la adjudicación: que no se presenten empresas interesadas o que el pliego sea rechazado por el Pleno.

Esta segunda posibilidad existiría –sólo en teoría– a pesar de que el PSOE firmó un pacto de gobernabilidad con Izquierda Unida para obtener mayoría en el salón de plenos. Y es que el concejal de IU –que da la mayoría al Equipo de Gobierno para sumar 11 votos en una mesa de 21 escaños– siempre se ha manifestado en contra de adjudicar la gestión de infraestructuras municipales a empresas –como ocurriría en este caso–, predicando un modelo de autogestión realizada con personal y medios municipales.

Así las cosas, si el concejal de IU se abstiene (cosa posible) y la Oposición vota en contra, se produciría un empate y decidiría el voto de calidad de la alcaldesa. Pero si el concejal de  IU fuera coherente con su actitud habitual y votara en contra –cosa sumamente improbable al estar integrado en el Equipo de Gobierno con cargo de teniente alcalde junto a los socialistas– el pliego de condiciones quedaría rechazado y habría de elaborarse otro por menor periodo (4 años) que por ser de menor cuantía podría aprobarlo la Junta de Gobierno constituida únicamente por PSOE e IU sin necesidad de que fuera a Pleno.

Sea como fuere, la concejal de Deportes, Pilar Bazo, ha solicitado esta mañana públicamente a los grupos políticos de la Oposición su voto favorable el próximo lunes en el Pleno. 

BANNER-RM