El gen Garrido Romanos

hermanos garrido romanos
Javier, María José y Miguel, los tres hermanos Garrido Romanos

La fotografía fue sacada ayer en un estudio de radio local.

Son Francisco Javier, María José y Miguel.

Los tres son hermanos –de apellido Garrido Romanos– y los tres son artistas, aunque cada uno de ellos ha escogido una rama distinta del arte.

Javier es un prestigioso pintor, con un estilo propio y bien definido. Su obra muestra sensibilidad y carácter. Y mucha escuela. Quien tiene un cuadro suyo tiene una joya.

Miguel es músico y compositor. Un virtuoso del piano que tiene la facultad de contagiar sus sentimientos en cada nota que toca. Desde hace años está  en Madrid, donde puede vivir de lo que más le gusta: la música.

También María José, la pequeña, tuvo que marchar a Madrid para mostar sus habilidades.

Artista polifacética donde las haya, Marijose lo mismo canta, que baila, que interpreta. Cualquier género, cualquier estilo, cualquier formato, como lo demostró este mes en el concierto “Homenaje” que ofreció en solitario en el madrileño teatro Amaya.

¿El talento se hereda? La pregunta tiene su respuesta en estos tres hermanos. Nuestro ADN determina la predisposición a ciertas habilidades y en el caso de la familia Garrido Romanos se ve claramente que han heredado el gen del talento artístico.

Sin embargo, la educación no es menos importante, pues los tres han llegado a donde están después de una larga y sólida preparación académica.

Porque el artista nace, pero también se hace a base de estudio, esfuerzo y espíritu de superación.

Porque no es fácil alcanzar un estatus en la carrera artística.   ¡Enhorabuena!