El Gobierno anuncia la subida del SMI a 1.134 euros en 14 pagas

Se aplicará con efecto del pasado 1 de enero, supone un aumento del 5% respecto a 2023, se traduce en 54 euros más al mes y reportará más ingresos al Estado

trabajo nómina

El Consejo de Ministros ha aprobado, a propuesta del Ministerio de Trabajo y Economía Social, la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para 2024 a 1.134 euros en 14 pagas. Esta cantidad ha sido acordada con las organizaciones sindicales CCOO y UGT en la Mesa de Diálogo Social que ha abordado esta materia.

Con este incremento, el Gobierno dice «cumplir con el artículo 35 de la Constitución Española y con el compromiso adquirido con la ratificación de la Carta Social Europea. Además, permite mejorar el poder adquisitivo al revalorizar el valor fijado en 2023 por encima de la subida media anual del IPC».

Unos dos millones y medio de personas trabajadoras están retribuidas en España siguiendo esta referencia básica.

Según los cálculos del Ministerio de Trabajo, «el nuevo SMI permitirá percibir a las personas trabajadoras beneficiarias 54 euros más al mes en cada una de las 14 pagas. Supone un 5% más que el fijado para el año 2023 y permitirá incrementar los ingresos anuales de las personas perceptoras de esta retribución en 756 euros».

El Salario Mínimo Interprofesional acumula, desde el año 2018, un aumento del 54% lo que implica que las personas trabajadoras perciban 5.573 euros más de renta anual.

 

Detalles de la norma

digitalízate banner alargado

El Real decreto aprobado en el Consejo de ministros especifica que las empleadas de hogar que trabajen por horas deberán percibir un mínimo de 8,87 euros por cada hora trabajada.

También establece la cuantía del salario mínimo interprofesional, con carácter general, para actividades en la agricultura, en la industria y en los servicios, sin distinción de sexo ni edad de las personas trabajadoras en 37,8 euros al día.

En el caso de las personas trabajadoras eventuales, así como de las temporeras y temporeros, cuyos servicios a una misma empresa no excedan de 120 días, la cuantía del salario no podrá ser inferior, en ningún caso, a 53,71 euros por jornada.

 

Más cargas para las empresas, más beneficios para el Estado

En la otra cara de la moneda están las empresas que tienen que pagar el SMI, entre las que pequeñas y medianas serán las más repercutidas por este incremento de costes laborales, ya que un 38% de las que tienen empleados pagan el SMI, según Cepyme.

Además, según la página de información «elderecho.com», «la subida del SMI produce un aumento de las bases mínimas de cotización, ya que estas son el SMI incrementadas en 1/6 parte. También suben un 8% las bases mínimas de cotización que son el módulo de cálculo que sirve para conocer la cuota que pagan a la Seguridad Social empresas y trabajadores.

La subida del SMI puede producir también efectos adversos al constatarse que suele estar ligada a pequeños incrementos del paro pero sobre todo a un empeoramiento de las condiciones de trabajo. Esto se produce en un panorama empresarial en el que muchas mercantiles que se pueden permitir abonar las subidas del SMI atienden únicamente a su cuenta de resultados en detrimento de sus trabajadores y las que no se lo pueden permitir reducen jornada a sus trabajadores o se ven abocadas al cierre.

En este sentido, las organizaciones empresariales propusieron al Ministerio de Trabajo una subida de los salarios «a medias entre el Estado y las empresas» mediante una bonificación de las cuotas de Seguridad Social. Igualmente propusieron una subida del 3% (en lugar del 5% aprobado), pero el ministerio no ha cedido y la CEOE, en estas circunstancias, se considera «chantajeada»