El Gobierno de La Rioja destina más de 1.200.000 euros a la compra de vacunas contra el neumococo y el herpes

Vacunación Covid-19 en La Rioja

El Consejo de Gobierno de La Rioja, a través de la Dirección General de Salud Pública, Consumo y Cuidados de la Consejería de Salud, ha aprobado hoy la adquisición de más de 16.000 dosis de vacunas por importe superior a 1.200.000 euros, destinadas a completar su Programa de Inmunización, dentro del Calendario Oficial de Vacunaciones dirigido a toda la población.

De un lado, se destinan 412.152 euros para la compra de 10.000 dosis de vacunas antineumocócicas conjugadas trecevalentes, con el fin de cubrir las necesidades de los centros de vacunación para poder cumplir con el calendario oficial de vacunaciones infantiles de La Rioja, con la administración de vacunación en adultos que cumplen 65 años, así como para los grupos de riesgo.

Por otro lado, se invertirán 816.790 euros para la adquisición de 6.283 dosis de vacuna inactivada frente a Herpes Zóster (HZ/su) para poder implantar en la Comunidad Autónoma de La Rioja la recomendación de vacunación a los grupos de riesgo mayores de 18 años, establecida desde el Ministerio de Sanidad.

Según la consejera de Salud, María Somalo, “el objetivo es garantizar la protección de los ciudadanos a los que, desde la edad infantil a la adulta, corresponda administrar dichas vacunas para contribuir al control de determinadas enfermedades para cuya prevención existen vacunas, que se pueden administrar de forma segura y eficaz”.

 

Vacunas para el control de enfermedades transmisibles

La puesta en marcha de los programas de vacunaciones ha supuesto un control eficaz de las enfermedades transmisibles en la infancia. Mediante esta estrategia se han alcanzado los objetivos de la Organización Mundial de la Salud para ciertas enfermedades como son la desaparición de casos de tétanos neonatal, rubéola congénita, difteria y poliomielitis en nuestro medio. Otras enfermedades han presentado importantes descensos en la morbilidad tras la vacunación sistemática.

En este sentido, el Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Salud, desarrolla un Programa de Inmunización con un Calendario Oficial de Vacunaciones dirigido a toda la población. Este programa es seguido por un alto porcentaje de personas, alcanzándose unas coberturas de vacunación superiores al 95% en muchas de las pautas establecidas, en especial en edad pediátrica. El mantenimiento de estos altos niveles de coberturas de vacunación es muy importante, para evitar la reaparición de casos de enfermedades que en algunas ocasiones se encuentran en fase de erradicación”, asevera Somalo.

La administración y el cumplimiento de las pautas de administración de las diferentes vacunas recogidas en los calendarios de vacunación es sumamente importante para evitar la aparición de casos o brotes de enfermedades susceptibles de ser prevenidas mediante la vacunación. Con objeto de asegurar las necesidades de suministro de vacunas en los centros de vacunación de La Rioja, se precisa la adquisición de vacunas para todos los grupos anteriormente mencionados.

En la cadena epidemiológica la vacunación actúa sobre la población susceptible de enfermar, dando lugar, cuando los niveles de cobertura alcanzados son suficientes para cada enfermedad, a la llamada inmunidad de grupo. Cuando las coberturas de vacunación son bajas la vacuna solo aporta un beneficio individual y se crean bolsas de susceptibles que son las responsables del mantenimiento de la transmisión de la enfermedad en la comunidad y de la aparición de brotes cuando hay un número suficiente de susceptibles. Con coberturas intermedias desaparece el riesgo de brotes epidémicos y con coberturas elevadas puede llegar a eliminarse la enfermedad.

Pero las vacunaciones no finalizan en la edad pediátrica, sino que los cambios epidemiológicos justifican en muchos casos continuarlas en la edad adulta, para evitar la reemergencia de enfermedades que parecían ya controladas. Por lo tanto, es muy importante revisar las recomendaciones de vacunación en los adultos. Éstas se establecen en base a la edad, las vacunaciones recibidas en la infancia, su situación de salud, la ocupación, determinados estilos de vida y los viajes a otros países.

BANNER ACREDITACIONES