El Gobierno de La Rioja amplía hasta 52 camas la capacidad de Críticos

La Consejera de Salud, Sara Alba, ha llamado a la colaboración ciudadana para hacer frente al COVID-19

Sara Alba portavoz gobierno la rioja

La consejera de Salud y portavoz del Gobierno Sara Alba ha ofrecido esta mañana una comparecencia en el Parlamento ante la Comisión de Salud a fin de comunicar la ampliación de camas UCI en el Hospital San Pedro.

En la comparecencia, Sara Alba ha detallado el plan para readaptar y reestructurar el Hospital San Pedro, “para que se atendiera correctamente a los enfermos de COVID-19, se tuviera la máxima capacidad posible de UCI y, además, se pudiera seguir atendiendo a los pacientes de otras dolencias.”

“De esta forma se estableció un plan de ampliación ordenada, escalonada según las necesidades y controlada. Contemplaba la posibilidad de disponer de más de 300 camas destinadas a pacientes con COVID-19 en el Hospital San Pedro de Logroño”, explica la consejera.

En la Unidad de Cuidados Intensivos, se llegó a pasar de 17 a 29 camas, de 29 a 45 y de 45 a 54 camas como tope máximo de ocupación en la UCI, readaptando zonas de reanimación y quirófanos (además de 10 camas para enfermos con otras patologías no COVID).

“Desde hace sólo unas horas, y para hacer frente a la presión asistencial que tenemos, se han vuelto a habilitar como UCI los controles de Reanimación y Cirugía Mayor Ambulatoria del Hospital San Pedro. Así incorporamos unas 20 camas UCI más a nuestra capacidad de Críticos hasta las 52 camas“, concluía.

Además, Alba ha desarrollado los pilares en los que se basa la estrategia del gobierno frente al COVID-19: anticipación, colaboración y coordinación. La consejera de Salud ha añadido que la labor del Gobierno y de los hospitales no es suficiente, sino que “esta realidad requiere de un importante esfuerzo de todos los agentes implicados”.

En cuanto a la anticipación, la consejera afirma “hemos analizado y actuado al mismo tiempo con el único objetivo de anticiparnos a cualquier escenario que pudiera llegar a producirse”. También declara haber “desplegando todos los recursos técnicos, humanos y económicos a nuestra disposición” con un enfoque multidisciplinar de detección precoz y tratando de garantizar la máxima protección a los colectivos más vulnerables, entre ellos, las personas mayores.