El Gobierno de La Rioja puntúa con sobresaliente el comedor escolar de Agustinos de Calahorra

Gracias a la utilización de horno para cocinar y el consumo frecuente de hortalizas y alimentos de proximidad

niño en comedor del colegio san agustín

La Dirección General de Salud Pública, Consumo y Cuidados está realizando diversos controles del menú escolar en los colegios riojanos y tras su paso por el colegio Agustinos de Calahorra durante el mes de octubre, el servicio de comedor ha conseguido un sobresaliente.

En el análisis se ha tenido en cuenta la composición de los menús y cabe destacar que en la tabla que se adjunta el colegio ofrece una ración más de las 2 recomendadas de hortalizas a la semana (los productos son de temporada y proximidad). Sin embargo, en el mismo también se destaca que tan solo se consumen dos raciones de arroz y dos de pasta cuando deberían ser cuatro, y es que en el comedor de Agustinos las hortalizas calagurritanas son la base de su cocina.

banner entreviñas 2024 alargad0

En esta tabla también destaca el consumo de pescado 10 veces al mes y el consumo de carne en seis ocasiones/mes (cuatro raciones de carne blanca y dos de carne roja), aunque en ninguna de estas ocasiones se ofrece carne procesada.

En cuanto a las guarniciones, destaca el consumo de 10 raciones de ensalada al mes, dos de fritos y 7 de patatas, aunque siempre se cocinan en el horno para evitar el exceso de aceite. Y en cuanto a los postres, se ofrece fruta fresca todos los días.

En el informe elaborado por la Dirección General de Salud Pública también destaca que se utiliza aceite de oliva virgen extra para el aliño de ensaladas, sal fina yodada y también se ofrece únicamente agua como bebida para acompañar la comida. Además, el comedor de Agustinos ofrece variedades integrales de cereales y se elaboran menús especiales para alumnos con alergias.

 

En la parte final del informe se detallan los puntos fuertes de la evaluación realizada en el comedor de Agustinos y se detalla lo siguiente:

–        Utilización de horno para evitar la fritura.

–        Utilización de hortalizas con mayor frecuencia de la recomendada.

–        Adquisición de alimentos de temporada, ecológicos y de proximidad.

–        Utilización de la quinoa en distintas elaboraciones.

–        Elaboración de su propio aceite en la Cooperativa de Calahorra a partir de las aceitunas recogidas de los olivos de su finca.

 

Tras destacar estos aspectos, el informe concluye con un resultado FAVORABLE, al no obtener ninguna disconformidad.

La dirección del centro desea agradecer «la gran labor que realiza el personal de cocina porque ofrecen alimentos de gran calidad, sin servicio de catering y se esfuerzan en servir cada plato a los alumnos en lugar de hacerlo mediante la utilización de bandejas, tan común en los comedores escolares».

banner el pollo del abuelo