El Gobierno regional permitirá la salida de los residentes para disfrutar de la Navidad en familia

El Gobierno de La Rioja establece un protocolo por el que los usuarios podrán salir durante diez días comprendidos entre el 23 de diciembre y el 6 de enero, y estudia flexibilizar las visitas de familiares

María Somalo

Los usuarios de residencias de personas mayores de La Rioja podrán salir de los centros para poder disfrutar de las Navidades con sus familiares. La directora general de Dependencia, Discapacidad y Mayores, María Somalo, ha detallado el protocolo junto a la presidenta de LARES, Susana Ruiz, y el representante de ARTE, Gabriel Gimeno.

Somalo ha explicado que a partir del próximo 23 de diciembre y hasta el 6 de enero de 2021, ambos incluidos, los usuarios podrán solicitar un ‘alta temporal’ para poder disfrutar de las vacaciones de Navidad con sus familiares, tiempo durante el que se reservará la plaza al usuario.

El Gobierno de La Rioja recomienda que las salidas de los residentes queden restringidas a un único domicilio con el fin de mantener una burbuja de convivencia estable.

La directora general de Dependencia, Discapacidad y Mayores ha hecho un llamamiento a la ciudadanía y ha apelado a la “responsabilidad individual y colectiva” y ha pedido que se extremen todas las precauciones, así como que se cumplan todas las medidas sanitarias para evitar que en el próximo mes de enero la situación en las residencias de personas mayores empeore.

Asimismo, y teniendo en cuenta la favorable evolución de la situación epidemiológica en las residencias de personas mayores, Somalo ha adelantado que está previsto “flexibilizar las visitas y ampliar el número de familiares que puedan acudir a los centros a visitar a los usuarios así como el tiempo de las mismas con el objetivo de que estas visitas puedan ser una alternativa a las salidas de los residentes durante las vacaciones de Navidad”.

Altas temporales

Las ‘altas temporales’ deberán cumplir una serie de condiciones y requisitos. De esta forma, los usuarios que deseen solicitar el alta temporal deberán ser negativos en SARS-CoV-2. Además, durante el tiempo que el residente esté fuera se le reservará la plaza y la estancia fuera del centro debe ser, como mínimo, de diez días y en el periodo comprendido entre el 23 de diciembre de 2020 y el 6 de enero de 2021, ambos incluidos.

Este tiempo fuera del centro solo podrá ser inferior a los diez días en casos o situaciones sobrevenidas por causa mayor que impidan realizar los cuidados en el domicilio. Esta excepción deberá ser autorizada por la Consejería de Servicios Sociales y Gobernanza Pública y Salud, a través de la Dirección General competente.

Declaración responsable

Por su parte, el tutor legal, familiar o referente que se haga cargo del residente deberá firmar una declaración responsable por la que asumirá cualquier riesgo derivado de esta salida, escrito por el que también se compromete a cumplir todas las medidas sanitarias.

Durante la estancia fuera del centro, los usuarios deberán seguir todas las medidas de seguridad del resto de la ciudadanía: uso de mascarillas; mantener la distancia de seguridad; lavado frecuente de manos; y ventilación de las zonas cerradas.

Una vez disfrutada la estancia fuera del centro, el residente deberá contar con una PCR negativa o prueba de detección de SARS-CoV-2, solicitada a través de los mecanismos habilitados para ello por parte de la Consejería de Salud realizada, como máximo, 72 horas antes de la fecha de reingreso en el centro.

Cuando el residente regrese al centro deberá permanecer en aislamiento preventivo durante días independientemente del resultado de la prueba PCR. Dicho periodo de aislamiento no será necesario cuando el residente tenga criterios clínicos de infección resuelta. En cualquier caso, los días posteriores al reingreso se extremarán las medidas de vigilancia y prevención en los centros residenciales.

Por su parte, Susana Ruiz ha destacado la coordinación público privada con la Administración y ha valorado que “en la toma de decisiones se haya contado con los agentes sociales”, además de recordar que “el virus sigue estando ahí y no podemos permitir que todo el trabajo que hemos realizado hasta ahora se venga abajo”.

Gabriel Gimeno de ARTE también ha apelado a la “responsabilidad y prudencia de los familiares por el bienestar de los usuarios que se van, pero también por los que se quedan. Hay que extremar las medidas, es un trabajo de todos y un reto común”.

Por último, Somalo ha agradecido a los residentes “su paciencia por haber soportado el aislamiento físico y afectivo; a las familias de los residentes que han esperado pacientemente todo este tiempo para retomar el contacto físico y visual con los familiares; y a los cuidadores de estos centros por el trabajo que llevan realizando todo este tiempo y su diligencia en la puesta en marcha de todos los protocolos”. Agradecimiento que ha extendido a la Subdirección General de Coordinación Sociosanitaria y Cuidados y al servicio de epidemiología del Gobierno de La Rioja “por su celeridad, profesionalidad, empatía y sensibilidad con este colectivo”.

BANNER RIVER SEPTIEMBRE