El Hospital de Calahorra realiza un test de gran fiabilidad y rapidez para la detección de Covid-19

Evita así tener que enviar al Hospital San Pedro las pruebas que se llevan a cabo en las áreas de Urgencias, Paritorio y Hospitalización, con lo que se reducen sustancialmente los tiempos de espera para la obtención del resultado, aportando seguridad a pacientes y sanitarios

laboratorio Hospital de Calahorra test CLIA
Cayo Sádaba con una muestra en el laboratorio. Tres él Isabel Muñoz (izda.), Noelia Vicente y Belén Pérez

El Hospital de Calahorra ha aplicado un protocolo y sistema para la detección de infección activa de Covid-19 mediante el denominado Test de Antígeno CLIA SARS-CoV-2. Sus beneficios inmediatos son un altísimo grado de fiabilidad y la independencia de diagnóstico –sin tener que enviar muestras al logroñés Hospital de San Pedro– lo que acorta enormemente el tiempo empleado para determinar si un paciente está infectado por este coronavirus y también si es potencialmente infeccioso para otras personas.

El sistema ha sido presentado esta mañana a la prensa por la directora gerente del hospital, Isabel Muñoz; la directora médica, Belén Pérez Barrasa; la directora de Enfermería, Noelia Vicente, y el coordinador del laboratorio, Cayo Sádaba.

 

EFECTIVIDAD Y RAPIDEZ

Pérez Barrasa ha comentado que las muestras para analizar llegan desde las zonas de Urgencias, Paritorio y Hospitalización.  «Lo hacen de forma muy rápida –según Cayo Sádaba– a través de cartuchos que se envían al laboratorio por un sistema de tuberías hidráulicas». Inmediatamente después, un aparato que funciona mediante quimioluminiscencia realiza un análisis y ofrece un resultado en un tiempo de unos 18 minutos que en proceso completo –desde el envío de la muestra hasta su comunicación– puede no superar los 25 minutos.

Sádaba ha comentado que el aparato analizador viene funcionando hace años en el Hospital de Calahorra, pero es ahora cuando se ha comenzado a aplicar para la detección del virus de la Covid-19. También ha explicado que el test CLIA es similar a un test de antígenos –como los que conocemos y que se pueden adquirir en las farmacias– y funciona a partir de una muestra nasofaríngea; «pero su fiabilidad es muchísima mayor porque la aplicación del sistema de bioluminiscencia potencia enormemente la señal, de manera que no quedan dudas sobre su resultado».

Es cierto, no obstante, que existe un pequeño porcentaje de casos –menos de un 0,5%– en el que el resultado es «indeterminado»; es decir, no se puede saber si verdaderamente hay infección porque ésta se encuentra en una fase muy temprana o muy tardía. «En tal casos –según Belén Pérez Barrasa– hay que recurrir al test PCR enviando la muestra a Logroño; pero al menos, con el sistema implementado, no es necesario tomar una nueva muestra al paciente, sino que nos sirve la misma que ha llegado al laboratorio del Hospital de Calahorra».

También cabe señalar que en todo el proceso prima el «ojo clínico» del facultativo que si, a pesar del resultado negativo del CLIA, apreciara síntomas sospechosos en el paciente, Igualmente podría remitir la muestra los laboratorios del Hospital San Pedro.

 

SEGURIDAD PARA PACIENTES Y PROFESIONALES DEL HOSPITAL

Los facultativos han tenido que ir aprendiendo a combatir el virus a la vez que éste avanzaba. Como en toda guerra, lo que más mejora el desarrollo de las armas es precisamente la realidad de la batalla y sin duda la pandemia ha sido una guerra médica en todos los sentidos. El test CLIA hubiera sido de enorme ayuda hace dos años «pero entonces no existía», ha dicho el coordinador del laboratorio.

Felizmente hoy lo tenemos y su aplicación hoy «redunda en beneficio, no sólo de los profesionales sanitarios, sino también de los propios pacientes y de sus acompañantes que ahora, en caso de que la prueba sea negativa, sólo deberán permanecer separados de manera preventiva el mínimo tiempo indispensable», ha dicho Barrasa que ha añadido que «ahora es posible disponer del resultado en menos de una hora, cuando el traslado de la prueba a San Pedro implica disponer del resultado en unas 12 horas aproximadamente».

el test CLIA resulta de gran utilidad en el cribado inicial de todos los pacientes que ingresen en el Hospital de Calahorra por su rapidez y eficacia. No en vano, «este procedimiento facilita la recuperación de la normalidad en la actividad asistencial prepandemia, en el marco del objetivo de normalización de la actividad asistencial que establece la nueva estrategia de vigilancia y control frente al COVID-19”, ha explicado la directora médica.

BANNER RIVER SEPTIEMBRE 2022