El Hospital San Pedro lanza un programa para recuperar las donaciones de órganos y tejidos

Se han reducido significativamente con la pandemia, lo que condena a muerte o a una peor calidad de vida a muchas personas

donaciones y trasplantes

El Hospital San Pedro va a impulsar el trasplante de órganos y tejidos mediante un programa para su donación al final de la vida, toda vez que este tipo de generosas entregas ha disminuido con la pandemia de Covid-19.

España es un país ejemplar en más cosas de las que creemos. Una de ellas es la generosidad de los españoles en la donación de órganos hasta el punto de encabezar la lista mundial en números absolutos por encima incluso de los países con más población y poder económico. Esto es en buena parte también gracias a una eficaz Organización Nacional de Trasplantes que sirve de modelo en el mundo.

Sin embargo, en el último año hemos perdido el paso en este tipo de donaciones que hacen posible que muchas personas puedan seguir viviendo o mejoren enormemente su calidad de vida.

El programa del Hospital San Pedro pretende recuperar la actividad de donación de órganos en La Rioja, que se ha visto reducida en 2021 por los efectos de la pandemia y de otros condicionantes como el incremento de negativas a la donación y de las contraindicaciones médicas para llevar a cabo el procedimiento, que explican la baja tasa alcanzada el pasado año con 22,6 donantes por millón de población.

A través de la Coordinación de Trasplantes, este centro médico va a impulsar este año un nuevo programa de donación de órganos y tejidos en los cuidados al final de la vida. De esta forma, a la donación tras el fallecimiento en muerte encefálica y también en asistolia (tras el cese irreversible del latido cardiaco, en determinadas condiciones) se podrán sumar posibles donantes en situación terminal al final de su vida.

Se trata de pacientes en los cuales el final generalmente acontecía en la planta de hospitalización o incluso en su domicilio en los cuales la opción de donar órganos o tejidos no formaba parte de toma de decisiones cuando el final era inminente. Pacientes con enfermedades neurodegenerativas o pacientes con enfermedades crónicas o agudas en los que el tratamiento es fútil (no aporta beneficio al paciente) por su situación terminal y no tienen contraindicación para la donación, podrán ser donantes.

El objetivo es facilitar la donación de órganos y/o tejidos como una opción al final de la vida y en todos los finales posibles. El valor de la donación tan reconocido en la sociedad riojana debe de ser potenciado y facilitado para que forme parte de los cuidados al final de la vida, intención recogida en el Plan Estratégico del SERIS: impulsar nuevos programas de donación de Cuidados Intensivos Orientados a la Donación (CIOD) y asistolia como en enfermedades neurodegenerativas.

 

DONACIONES EN 2021

Durante el 2021 se registraron 7 donantes, de los que se obtuvieron un total de 16 órganos (12 riñones, 5 hígados y 1 corazón) y 4 córneas.

Las causas más frecuente de fallecimiento fueron: accidente cerebrovascular hemorrágico 57%; traumatismo craneoencefálico, un 29% TCE y encefalopatía anóxica, 14%

De los siete donantes, seis han sido donantes convencionales en muerte encefálica y uno en asistolia, que supone un 14.2% de los donantes totales. Desde el inicio del programa de donación en asistolia en noviembre de 2016 hasta la fecha se han registrado un total de 14 donantes en esta modalidad de los que se obtuvieron 28 riñones

En relación a las negativas familiares a la donación, el pasado año se realizaron quince entrevistas de solicitud de donación. En cinco casos se produjo la negativa familiar, lo que supone un 33% de negativas a la donación. La media de negativas era hasta el pasado año del 5% siendo del 14% a nivel nacional.

Durante el 2021 ingresaron en la UMI 6 pacientes para recibir Cuidados Orientados a la Donación como posibles donantes. En estos pacientes ingresados se encontró en un 38% contraindicaciones médicas para la donación, multiplicándose por 2 respecto a la serie histórica.

Durante el 2021 se generaron 88 donantes de medula ósea. Desde el SERIS se potenciará y facilitará también la donación de médula ósea y de sangre de cordón umbilical. En ambos programas el efecto de la pandemia ha reducido su actividad de un modo significativo ya que era necesario garantizar la seguridad del procedimiento.

 

TRASPLANTES EN LA RIOJA

El pasado año se realizaron en el Hospital San Pedro 7 trasplantes renales, 15 trasplantes autólogos de médula ósea, 4 trasplantes de córnea y 4 procedimientos de membrana amniótica y 98 trasplantes de tejido osteotendinoso.

En cuando a la actividad de trasplantes en otros centros, el año pasado se realizaron en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla 9 trasplantes de órganos a pacientes riojanos: dos trasplantes de hígado, uno de corazón, cinco de pulmón y uno páncreas-riñon. En la actualidad en lista de espera del HUM Valdecilla, para trasplante cardiaco hay un paciente; para el pulmonar, ningún paciente; dos, para trasplante hepático y ninguno en la lista de espera de páncreas-riñón. La lista de espera para trasplante renal del Hospital San Pedro cuenta con 15 pacientes.

 

ACTIVIDAD MÉDICA EN UNA DIFÍCIL SITUACIÓN

El SERIS agradece a los donantes y sus familiares su decisión generosa y solidaria que ha permitido salvar muchas vidas. También quiere agradecer a los profesionales sanitarios su trabajo, compromiso y esfuerzo para facilitar la donación y el trasplante en un contexto pandémico difícil, de sobrecarga asistencial fundamentalmente en áreas de críticos y en el que es preciso garantizar la seguridad del proceso de donación.

Para dinamizar y desarrollar todos los programas de donación de órganos y/o tejidos la Unidad de Coordinación de Trasplantes cuenta con facultativo y una enfermera. Próximamente se incorporará otra nueva enfermera a este equipo de Coordinación de Trasplantes.

BANNER PLANTADECOR INVERFLOR