El jueves, 12, se abre la venta de entradas para los conciertos en el parking de la Catedral

bimilenaria conciertos agosto 2021

El próximo jueves día 12 de agosto comenzará la venta da las entradas para los conciertos de “Bimilenaria Cultural”, organizados por el Ayuntamiento de Calahorra, y que tendrán lugar en el aparcamiento de la Catedral los viernes y sábados de 20, 21, 27 y 28 de agosto.

 

El programa es el siguiente:

Viernes 20 a las 20:00 h.

ROCK’N’ROLLAS, ARKANIA y MORPHIUM, JOLLY JOKER y LEPOKA.

 

Sábado 21 a las 21:00 h.

BOHEME, MELER Y FUNAMBULISTA.

 

Viernes 27 a las 21:00 h.

SHOW WARNIG (Jesús Vicente Trincado) y MOCEDADES

 

Sábado 28 a las 20:30 h.

MESSURA, VAHO Y MUERDO.

 

Cambio en el cartel

El Ayuntamiento informa que se ha producido un cambio en el cartel del concierto del día 20 de agosto.

En lugar de actuar el grupo de Inglaterra, THE GULPS que tiene componentes calagurritanos, vendrán los grupos MORPHIUM, JOLLY JOKER y LEPOKA, “todos ellos grupos emergentes del género Rock – Heavy que realizan giras Internacionales”.

La Junta de Gobierno ya ha aprobado esta modificación, que cumple con las especificaciones del pliego, y que, según explica, ha sido necesaria después de que el grupo The Gulps comunicase su renuncia al contrato como consecuencia de las medidas restrictivas impuestas por el gobierno del Reino Unido.

Venta de entradas

Las entradas estarán a la venta de modo on-line en bimilenaria.com al precio de 2€  más  un cargo adicional de 20 céntimos por la tramitación.

Para su compra es necesario rellenar nombre, apellidos y DNI de cada asistente y el pago se realizará mediante tarjeta bancaria.

Para aquellas personas que no dispongan de medios para realizar una compra on-line se habilitará un punto de venta físico en la tienda Multiocio, localizada en la calle Aurelio Prudencio 11 y se reservarán un mínimo de un 5% de entradas para su venta en el propio espacio de los conciertos.

Barra de bar con servicio de camareros

El espacio habilitado para el público permite un aforo de 600 personas. El Ayuntamiento recuerda que dentro del concierto será obligatorio cumplir con las medidas de seguridad que allí se indiquen, así como el uso de mascarilla en todo momento y distancia de seguridad entre no convivientes.

El recinto contará con servicio de barra y serán los camareros los que atiendan a cada persona en su sitio para evitar aglomeraciones.

«Con este actividad se quiere dinamizar la ciudad durante el mes de agosto, dando alternativas de ocio adaptadas y seguras, a la par que ayudar a reactivar la economía tanto de la ciudad, como del sector musical que tan duramente se ha visto afectado por la pandemia”, concluye la nota de prensa del equipo de Gobierno.