“El mundo necesita un giro”, nueva campaña sobre residuos y reciclaje para alumnos de 5º y 6º de Primaria

Durante octubre y noviembre, más de 3.000 alumnos de La Rioja aprenderán sobre economía circular mientras juegan

El mundo necesita un giro campaña reciclaje

El Consorcio de Aguas y Residuos de La Rioja, en colaboración con la Consejería de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de La Rioja y Ecoembes, van a llevar a cabo, durante los meses de octubre y noviembre de este año, una campaña de concienciación sobre la economía circular y la recogida selectiva y el reciclaje de envases ligeros de origen doméstico en los colegios de nuestra Comunidad.

La campaña, denominada “El mundo necesita un giro”, va dirigida a los alumnos que cursan 5º y 6º de Educación Primaria de los centros educativos de todas las localidades de La Rioja, excepto Logroño, para trasmitir el mensaje global de la importancia del cuidado del medio ambiente a través de la recogida selectiva y el reciclaje de nuestros residuos.

El director general de Calidad Ambiental, Cambio Climático y Agua del Gobierno de La Rioja y presidente del Consorcio, José María Infante; la concejal de Educación, Isabel Sáenz; el concejal David Antoñanzas, y el gerente de zona de Ecoembes, Jorge Serrano, presentaron ayer en el C.E.I.P. Quintiliano Calahorra esta iniciativa que recorrerá 53 centros educativos de educación primaria en La Rioja, y trabajará de modo directo con más de 3.000 escolares impartiendo 144 actividades educativas.

José María Infante comentó la importancia de promover desde los primeros ciclos educativos los conocimientos, habilidades y actitudes propias de la economía circular. “Uno de los eslabones de la economía circular es la recogida selectiva para poder recuperar materiales y materias primas secundarias”, dijo.

En este sentido, Infante resaltó que “en La Rioja recogemos selectivamente un 20% de los residuos municipales, unas 23.000 toneladas, este porcentaje los tenemos que subir al 50% en 2035 para cumplir con los objetivos dentro del marco europeo”. Por ello, “la sensibilización y concienciación de los más pequeños es una inversión segura para lograr unos objetivos a medio y largo plazo”, señaló.

La actividad, de una hora de duración y desarrollada de forma dinámica, comienza con una breve introducción en la que se explica a los escolares la necesidad de gestionar adecuadamente nuestros residuos. A continuación, se desarrollan diferentes juegos que explican los potenciales efectos negativos de los residuos en el medio y las diferencias entre la economía lineal y la circular, destacando el imprescindible papel del reciclaje.

El eje central de la actividad será un divertido juego en el que, utilizando cajas que simulan contenedores, los alumnos deberán depositar una serie de residuos intentando acertar el contenedor correcto para cada uno de ellos. Gracias a los “reci-puntos” recibidos por cada acierto, conocerán los beneficios ambientales de reciclar esos residuos.

Cuando todos los residuos estén correctamente clasificados, se girarán las cajas y se extraerán del fondo diferentes objetos reales fabricados con esos mismos residuos una vez reciclados. El objetivo es demostrar de modo práctico y palpable lo que se consigue separando los residuos en nuestras casas para reciclar.

En definitiva, esta campaña es una herramienta para afianzar la práctica del reciclaje y recordar lo imprescindible de la implicación individual, mostrando los beneficios y potenciando los conceptos de recogida selectiva y la economía circular.

 

 

banner el pollo del abuelo