El Museo de Romanización dedica una sala a Ángel Oliván llena de anécdotas y de historia

Para recordar la figura, la vida y las donaciones que este calagurritano apodado "el millonario" gracias a un premio de la Lotería de Navidad de 1932

sala Ángel Oliván en el Museo de la Romanización copia
Ana Zabalegui, Elisa Garrido y Esteban Martínez en la sala dedicada a Ángel Oliván

Una de las salas del Museo de Romanización acoge desde hoy una exposición permanente dedicada al calagurritano Ángel Oliván. Se trata de un espacio situado en la planta primera que era utilizado como almacén y que a partir de ahora se dispone como un área para recordar al hombre que gracias a un millonario premio de lotería dejó un importante legado material y cultural a la ciudad.

La presentación de este espacio ha corrido a cargo del concejal de Cultura, Esteban Martínez, que junto a la directora del Museo, Rosa Aurora Luezas, ha guiado un recorrido en el que han estado presentes la directora General de Cultura del Gobierno de La Rioja, Ana Zabalegui, y la alcaldesa de Calahorra, Elisa Garrido.

La exposición se compone de 9 paneles explicativos y varias fotografías que reproducen imágenes de la Calahorra antigua, planos, artículos de prensa y otros documentos relacionados con la figura, la vida y las donaciones de Ángel Oliván, apodado «el millonario» desde que se viera agraciado con un premio del Gordo de Navidad de 1932, al llevar un billete completo del número 8.182.

Los tres millones de pesetas que le correspondieron a Ángel Oliván y Oliván dieron de sí para que se comprase un Chrysler (44.000 pesetas) y para hacer –en el lugar que ocupaba su casa y fábrica de chocolates– un palacete que después se ha convertido en museo en la calle que lleva su nombre. Pero siendo soltero y sin hijos, el dinero también alcanzó, entre otras cosas, para crear el colegio que lleva su nombre y el Hospital de San Lázaro, infraestructuras que siguen funcionando desde que generosamente las donara a la ciudad.

Ángel Oliván y Oliván
Foto de 1933 de Ángel Oliván y Oliván

Todos estos detalles y muchos más se pueden ver en la nueva exposición con la que el Ayuntamiento quiere reconocer a Ángel Oliván, explicar de dónde salieron algunos de los servicios que ofrece la ciudad y ofrecer a los calagurritanos en general y a sus actuales parientes en particular una referencia histórica.

Martínez ha comentado otras mejoras llevadas a cabo en el museo entre las que están la apertura de la sala noble que se conserva con sus lámparas originales, suelos y vidrieras; la colocación de nuevos rieles e iluminación en otras salas del museo y la nueva iluminación del patio que podría ser empleado en el futuro como lugar para eventos culturales.

Ana Zabalegui ha felicitado al Ayuntamiento por la iniciativa para potenciar el patrimonio calagurritano.

BANNER DIA DE LA RIOJA