El nuevo entrenador del CD Calahorra pide a sus jugadores «unidad» para revertir la situación

arevalo pouso y lorente copia
Arévalo, Pouso y Lorente. Foto: Antonio Sola

«Va a ser difícil, pero enero es un mes clave, con tres de los cuatro partidos en casa, y tenemos aún la posibilidad de revertir la situación. También estamos abiertos al mercado si así lo considera oportuno el nuevo entrenador».
Así lo decía esta mañana el director deportivo del CD Calahorra, Eduardo Arévalo, quien junto al presidente Tomás Lorente, ha presentado esta mañana al nuevo entrenador del primer equipo del CD Calahorra, Juan Carlos Pouso.

También Tomás Lorente ha descrito la situación del equipo rojillo, colista de su grupo de 1ªRFEF,  como muy complicada, pero del mismo modo, ha querido subrayar que esta categoria es muy exigente y que aún estamos a tiempo de cambiar las tornas.

Tras el agradecimiento a Juan García,  ha sido presentado Juan Carlos Pouso como «la persona más idónea para revertir la situación. De él se han dicho toda clase de elogios, destacando su dilatada experiencia y su capacidad. También han valorado en él la rapidez con la que ha respondido a la llamada del CD Calahorra «con toda la ilusión».

La directiva está convencida de que la remontada del conjunto rojillo «va a ser una cuestión de que el equipo crea y de que rememos todos en una misma dirección». Una idea que ha sido repetida tanto por el presidente, como por el director deportivo.

Por su parte, Juan Carlos Pouso, ha comenzado por dejar fuera de toda duda la valía profesional de su predecesor y por tomar el testigo comprometiéndose a «dejarme la piel» por este equipo.

Pouso es consciente de que «este año toca sufrir», y por eso cree que «lo primero que tenemos que hacer es generar un poco de ilusión, pues no se trata solo de pedir ayuda; no se puede pedir ayuda si nosotros no generamos ilusión».

Del mismo modo tiene presente que el equipo no está viviendo «su mejor momento en confianza» y que «cuando tienes la camiseta del perdedor grabada es difícil, pero como sea hay que intentarlo con todas las ganas», apostillaba.

Ha sido muy insistente el nuevo entrenador en que es necesario generar unidad en los jugadores: «Ahora sobre todo se trata de poner interés en cada entrenamiento, en cada minuto y en hacer las cosas que hay que hacer, y si queremos salir de aquí, se necesita mucho esfuerzo, mucha unidad, y hacerlo estando juntísimos».

 

Para el nuevo entrenador, como para toda la familia rojilla, el objetivo claro es Cornellá  el sábado, 7 de enero, en La Planilla. De cara a ese encuentro, Pouso ya ha tenido el primer entrenamiento con sus pupilos a los que dice haberlos visto animados. «He visto un equipo que ha competido bien, pero que al primer mazazo le cuesta. Hay que quitar trascendencia a determinadas cosas y ponerse a ello», ha terminado diciendo el entrenador, que comenzará a medir a su equipo este jueves en el amistoso contra la SD Tarazona.

CLASES PARTICULARES BANNER