El Pleno abordó cinco mociones de las que sólo se aprobó la presentada por IU

Fue rechazada una propuesta de Vox que solicitaba "los medios necesarios para las Urgencias de Fundación Hospital de Calahorra"

Pleno del 26_9_2020
Votación a mano alzada en el Pleno de ayer

El Pleno celebrado ayer abordó cinco mociones de las que únicamente la presentada por el concejal de Izquierda Unida fue aprobada y además por unanimidad. Las demás fueron rechazadas incluida una dirigida a «solicitar los medios necesarios para Fundación Hospital de Calahorra».

La propuesta aceptada al edil Óscar Moreno estaba encaminada a que se estudie la posibilidad de prolongar la acera o espacio peatonal desde el puente de la Catedral hasta el Santuario del Carmen. El edil de IU justificó su petición por una cuestión de seguridad, no relacionada con lo religioso, y planteó la posibilidad de que la acera se prolongase hasta el cementerio de San Lázaro.

Respondió el PSOE diciendo que se trataría de una obra complicada por la falta de espacio material para establecer espacios separados para vehículos y para peatones. Sin embargo se indicó que existe un proyecto de 2008 para dar una solución completa –»desde el puente»– pero que contempla una elevada inversión presupuestada en su momento se presupuestó en 562.000 euros.

Aunque se trata de un asunto difícil de resolver y dado que la petición de IU se limitaba a «pedir que se estudie la posibilidad», todos los grupos políticos estuvieron de acuerdo en votarla favorablemente.

Moción contra la permanencia del Ayuntamiento en la FEMP

Dos mociones presentadas por Vox fueron desestimadas. La primera de ellas pedía que el Ayuntamiento de Calahorra se desvincule de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). La concejal Maite Arnedo ve necesaria la revocación a la adhesión por considerar que este organismo «que tenía la función de representar y defender a los pequeños municipios (…) se ha convertido ahora en un órgano de poder (…) un chiringuito político más con 116 personas en plantilla (…) y sueldos de hasta 90.000 euros».

Arnedo esgrimió «la deriva catastrófica» de la FEMP y su reciente «fiasco» al aprobar, con el voto de calidad de su presidente, que los ayuntamientos españoles con cuentas saneadas le prestasen dinero al Ministerio de Hacienda. Nada de esto sirvió para convencer al resto de grupos políticos, que valoraron a la FEMP como un órgano de gran utilidad en el que conviene que el Ayuntamiento de Calahorra esté representado.

Rechazada la propuesta para solicitar a la Consejería de Salud la mejora en la dotación de Urgencias de FHC

Aunque igualmente rechazada, tuvo más contenido la segunda propuesta de Vox para «instar a la Consejería de Salud del Gobierno de La Rioja que con carácter de urgencia proceda al acondicionamiento adecuado de los espacios recién reformados del servicio de Urgencias del Fundación Hospital Calahorra, dotándolos de camas, camillas, cerramiento de las estancias de boxes, el equipamiento de material sanitario correspondiente, y aumento de los medios humanos en todas las categorías profesionales».

La edil Maite Arnedo se hizo así eco de las críticas del personal sanitario por la reciente inauguración de las obras de ampliación del módulo de Urgencias que según el Comité de Empresa del hospital calagurritano «no cuentan con la dotación material y humana necesaria y se han hecho sin consultar a los profesionales». Cabe recordar que hoy mismo el personal sanitario ha protagonizado una concentración a las puertas de Urgencias exhibiendo estas demandas.

Arnedo mostró fotografías que evidenciaban que la zona de Urgencias se «vistió» para la inauguración con un mobiliario del que después fue desposeída. El Grupo Socialista obvió estas acusaciones, desdramatizó el cuadro presentado por la concejal de Vox y le reprochó emplear el hospital para obtener réditos políticos.

No obstante tanto el PP como Ciudadanos apoyaron la propuesta de Vox (6+3+1 votos) que fue rechazada con los votos de la coalición de Gobierno local compuesta por socialistas e Izquierda Unida (10+1 votos).

No se devolverá ni suprimirá la tasa de terrazas

La cuarta moción del Pleno llegó de manos del Partido Popular dirigida a que el Ayuntamiento devuelva a los establecimientos lo que han pagado en concepto de tasa por terrazas de veladores. Argumentan los populares que bares y restaurantes son unos de los sectores que más está sufriendo la crisis del coronavirus. La concejal popular Raquel Moral pidió que además se suprima la tasa mientras dure esta situación.

El concejal socialista Esteban Martínez vino a decir que la propuesta del PP es oportunista y señaló que los bares pagan en Calahorra una tasa muy baja, «así que lo que proponen carece de alcance». Además Martínez incidió en las actividades de «Bimilenaria Cultural» organizadas para animar las terrazas así como el trabajo realizado para ampliar el espacio en las calles destinado a mesas y sillas para que las terrazas puedan cumplir con las medidas de prevención contra el coronavirus.

No conforme con la respuesta, Raquel Moral insistió alegando que si verdaderamente es poco lo que se paga por las mesas y sillas colocadas en la calle, no supondría al Ayuntamiento ningún desequilibrio económico devolver lo cobrado y suprimir la tasa temporalmente. No sirvieron de nada las palabras de la edil del PP cuya propuesta fue apoyada por Ciudadanos y Vox pero rechazada con los votos de PSOE e IU.

Apoyo a los P.P. Carmelitas

Finalmente, la concejal popular Mónica Arceiz defendió una moción para que el Ayuntamiento «apoye con hechos» –incluso de económicamente– la permanencia de los Padres Carmelitas en Calahorra, así como para dar una solución viable al convento que dejarían tras su marcha.

El concejal de Izquierda Unida, siempre combativo en estos asuntos, dijo que no contasen con su voto para apoyar a la Iglesia, institución a la que definió como «la entidad que más expolios de propiedades ha hecho en este país». El comentario no caló en los populares que entienden que el Ayuntamiento podría hacer más en este tema.

Los socialistas lo negaron exponiendo su demostrada disposición a encontrar una solución; pero el PP insistió en que deben buscarse fórmulas y apuntó la posibilidad de «llevar el Albergue Juvenil al convento y crear en su lugar el Local Municipal de Asociaciones».

El PSOE señaló que el mantenimiento del culto en el Carmen podría solucionarse si la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño pusiera de su parte como ocurrió no hace mucho en el Monasterio de Valvanera. Tras muchas discusiones y acusaciones los votos de PP y Vox fueron sobradamente contrarrestados por los de la coalición de PSOE e IU (7 a 11). Ciudadanos, se abstuvo.

 

CLASES PARTICULARES BANNER