El Pleno aprueba con bronca una modificación de créditos por 2,1 millones de euros

Los ediles de PP, Cs y Vox abandonaron el salón de plenos a la hora de votar el destino de esta cantidad a varias acciones y servicios que serán subvencionados por la UE

Oposición abandona el Pleno ordinario de marzo
Los concejales de la Oposición abandonan el Pleno en protesta por el "abuso de poder" de la alcaldesa

Los grupos de la Oposición abandonaron ayer el Pleno ordinario del mes de marzo durante unos minutos en un nuevo desencuentro con la alcaldesa. Lo hicieron en el punto en el que se debatía una modificación de crédito –modificación y dotación de nuevas partidas presupuestarias– para destinar 2,1 millones de euros a diferentes obras y servicios que serán subvencionadas con Fondos Europeos Next Generation.

Se trata de la segunda modificación de créditos del ejercicio 2023 y se financiará “con nuevos ingresos y reducción de algunos gastos”. Los cerca de 2.100.000 euros se emplearán, entre otras cosas, en las siguientes acciones, algunas de las cuales ya están presentadas y en proyecto:

  • Plan de Sostenibilidad Turística en Destino “Calahorra enogastronómica”: 1 millón de euros.
  • Rehabilitación energética de la Casa Consistorial: 622.004,80 euros.
  • Diseño y desarrollo de un plan de acción para crear y posicionar la “Marca Calahorra” mediante la contratación de personal joven en paro: 30.020,16 euros.
  • Restauración fluvial del rio Cidacos: 510.317,19 euros.
  • Energía eléctrica para alumbrado público: 240.056,99 euros.

El grupo municipal de Ciudadanos se interesó por conocer detalles de la partida de un millón de euros destinada a sostenibilidad turística: “Desconocemos las acciones de promoción turística y no han dado explicaciones porque desde el principio de la legislatura los que tenemos opiniones diferentes somos considerados por ustedes como enemigos”. Así lo dijo el concejal Luis Bella para quien “se trata de una gran cantidad de dinero y los ciudadanos, más que nosotros, deberían saber en qué se va a emplear concretamente”.

Los ediles naranjas no recibieron una respuesta y el destino del dinero se conocerá conforme se vayan anunciando las diferentes acciones. Este detalle hace dudar a la Oposición de que el Equipo de Gobierno tenga una planificación para la inversión del montante.

Para el Partido Popular la asignación de más de 240.000 euros al pago de energía eléctrica significa que el Ayuntamiento no tiene dinero para pagar la luz, “lo que evidencia una nefasta gestión”.

El PSOE respondió diciendo que el Ayuntamiento dispone de dinero suficiente pero que hay que trasladarlo de otras partidas presupuestarias, lo que para la edil popular Mónica Arcéiz supone “una enorme imprevisión que contrasta con la disponibilidad de dinero para otras cosas como por ejemplo la organización de las Jornadas de la verdura por parte de una empresa”.

Tras esta intervención de la portavoz del PP y finalizado el debate, la alcaldesa, Elisa Garrido, tomó la palabra en uno de sus acostumbrados comentarios tras el debate, esta vez para acusar a los concejales de la Oposición de parecer “una pandilla de asustaviejas”.

Esto indignó al PP cuyo concejal Óscar Eguizábal recordó a la alcaldesa el artículo 98 que regula el orden de intervención acusándole de hacer constantemente uso partidista del salón de Plenos. La alcaldesa le cerró el micrófono y le llamó al orden por dos veces, momento en el que intervino la portavoz de Ciudadanos: “Tengo que apoyar al señor Eguizábal porque usted hace reiteradamente hace abuso del poder”, le dijo Cristina Moreno a la alcaldesa.

Elisa Garrido comenzó a responder diciendo que “desde hace cuatro años pretenden deslegitimar la presidencia de este Pleno que yo ejerzo”. En ese momento se levantaron y abandonaron el salón de plenos, primeramente los concejales de Ciudadanos e inmediatamente después los de PP y Vox. A pesar de ello, Garrido –que definió la actitud como «un teatrillo»– siguió perorando y justificando sus intervenciones presentándolas como “funciones propias de la alcaldesa”.

Así las cosas, PSOE e IU aprobaron en solitario el punto del orden del día que se estaba tratando. Al ausentarse, los votos de PP, Cs y Vox computaron como abstenciones. Los concejales ausentes regresaron a sus escaños al comienzo del siguiente punto.

banner el pollo del abuelo