El Pleno aprueba el Presupuesto Municipal 2024 sin novedades sobre el borrador del PP

Tras un agrio debate entre socialistas y populares y con las abstenciones de Vox e IU

Pleno presupuesto 2024
Los concejales del PP alzan la mano para aprobar el presupuesto

El Pleno ordinario del mes de noviembre, reunido en la noche del lunes, aprobó el Presupuesto General Municipal para 2024 sin cambios sobre todo lo que LA BRÚJULA ha venido publicando al respecto tanto en su aspecto económico como en las opiniones expresadas por los distintos grupos políticos con representación municipal. Son por tanto 31.686.694,87 euros los comprometidos para el año que viene como ya informamos AQUÍ.

Como ya dijera en rueda de prensa, el concejal de Hacienda, Mario Nafría, insistió en que el incremento presupuestario es de casi un 2,7 por ciento y en que éste no repercutirá en una mayor presión fiscal en los ciudadanos. Igualmente, Nafría justificó –con los mismos argumentos que ya expuso en su día– las partidas que han hecho que el presupuesto supere los 30 millones de euros por primera vez en la historia de la ciudad.

Hubo dos únicas novedades destacables en la sesión; la primera fue que alcaldesa, Mónica Arceiz, modificó excepcionalmente las normas del Pleno prolongando el tiempo asignado al portavoz de cada partido en el debate, otorgando dos minutos más en la primera intervención y un minuto más en la réplica.

 

  • Una enmienda de Vox

La segunda novedad fue una enmienda de Vox que ya fue presentada y rechazada en el pasado y que persigue el control del dinero público entregado a los partidos políticos: «Traemos de nuevo esta enmienda –explicó Maite Arnedo– para ampliar las exigencias a los partidos políticos con el objetivo de que al final de la legislatura devuelvan el dinero que no han utilizado para el normal funcionamiento de su actividad, como un acto de transparencia y de responsabilidad con el ciudadano de Calahorra».

Esta enmienda fue apoyada por el PSOE y rechazada con los votos del PP e IU.

En cuanto a los presupuestos, éstos son “caóticos e incomprensibles” para Vox, cuya portavoz, Maite Arnedo, aseguró que su oferta “para dialogar y colaborar sobre el presupuesto fue rechazada por el PP”. Arnedo reprochó a la alcaldesa actual hacer lo mismo que la anterior alcaldesa, la socialista Elisa Garrido, «aplicando un enfoque autoritario y excluyente”.

Disputaron Vox y el PP sobre el tiempo concedido para presentar propuestas al presupuesto. Maite Arnedo dijo que publicará en redes sociales “los pantallazos que demuestran que los presupuestos se presentaron a la prensa al mismo tiempo que se le convocaba para presentar sus propuestas”. Mario Nafría negó este extremo, dijo que Vox tuvo una semana para presentar sus propuestas y repasó cuáles fueron las propuestas de la Oposición: «Las propuestas del PSOE no eran otra cosa que el presupuesto que ya hicieron, las de IU fueron presentadas, estudiadas y admitidas y las de Vox fueron una propuesta totalmente en blanco».

Por otro lado Vox, en sus críticas al PP, reveló una de las razones por las que los populares han podido llegar a un acuerdo con Izquierda Unida y no con ellos: “El PP nos dijo que IU no le pide nada a cambio”.

 

  • Las razones de IU

Finalmente los dos concejales de Vox, a pesar de ser muy críticos con el PP, no se opusieron al documento presentado por el PP y se abstuvieron. También se abstuvo el concejal de Izquierda Unida, Óscar Moreno que explicó de nuevo su postura: “Hay partidas que cambiaríamos; no nos gustan. Pero nos han aceptado la práctica totalidad de nuestras propuestas y por tanto, en línea con nuestra idea de hacer una política útil a nivel local, prescindiendo de la política regional o local, nos abstendremos”. Eso sí, reiteró que “las partidas acordadas tendrán que estar 30 octubre 2024 y si están en esa fecha para ser ejecutadas, habrá un nuevo acuerdo presupuestario con el PP para el siguiente ejercicio”.

“Votaríamos más a gusto con el PSOE –siguió diciendo el edil de IU– pero los números son los que son, ojalá hubieran sido otros, pero no dan. Seguramente habrá quien no entienda nuestra postura, pero si todos votáramos en contra de los presupuestos del PP, nos veríamos abocados a prorrogar los presupuestos de 2023”. Además, como ya dijera el edil de IU, su acuerdo presupuestario supone «una barrera» para que los populares no necesiten sumar con Vox aceptando «las propuestas de la ultraderecha».

 

  • Oposición frontal del PSOE

Así las cosas, las abstenciones de Vox e IU permitieron que se aprobara el presupuesto con los 10 votos favorables del PP contra los 8 en del PSOE que reiteró su frontal oposición al presupuesto acordado por PP e IU insistiendo en que supone “un frenazo que paraliza el dinamismo de la ciudad”.

La concejal socialista Pilar Bazo –concejal de Hacienda en la pasada legislatura– criticó al PP por llevar ahora adelante proyectos del PSOE «que en su día rechazó y que calificó de faraónicos». Para Bazo sí serían faraónicos en cambio «la reforma de la plaza de toros o la recuperación del convento del Carmen que no nos han dicho lo que costará».

digitalízate banner alargado

Para Bazo, la inclusión en el presupuesto de 2024 de proyectos que ya estaban contemplados en 2023 demuestra que los populares «no tienen programa propio» y añadió que inversiones como la urbanización de la cuesta de la Curruca, la plaza de la Constitución y el aparcamiento de Las Medranas «son cosas que ya les dejamos a falta de licitar».

Por todo ello el PSOE insistió en que “este presupuesto satisface únicamente los caprichos de la señora Arceiz: toros, fiestas y conventos”.

 

  • Una pregunta a la interventora municipal

Por otro lado, Pilar Bazo negó una vez más que su partido dejara vacías las arcas municipales. Esta insistencia dio lugar a un curioso capítulo con el que el actual concejal de Hacienda quiso zanjar esta polémica. «Terminemos de una vez con esta mentira», dijo el edil popular antes de preguntar a la interventora municipal –presente en el Pleno– cual era el remanente de Tesorería en junio de este año (al terminar el PSOE su mandato). La respuesta de la interventora fue que había 200.000 euros. Una cantidad que según Nafría ya estaba comprometida como lo estaban además el resto de las partidas que no dejaban dinero disponible, según vino a decir.

Además, Mario Nafría afirmó que no son los proyectos que están licitando y adjudicando los que consideraron faraónicos en su día sino otros que han abandonado y criticó que los socialistas no fueran capaces de realizar algunos de ellos: «Dos veces quedaron desiertas las obras de la estación intermodal y tuvimos que venir nosotros para adjudicarla, lo mismo con la FP. Bebricio y Gallarza convertidos en un bulevar, querían construir unifamiliares en Portillo de la Plaza cuando antes deberían haberse centrado en el casco antiguo. Los ciudadanos les dijeron que no a todo esto», terminó diciendo.