El Pleno aprueba modificar el Impuesto de Plusvalías

Pero rechaza aplicar bonificaciones, como propone Cs, o suprimirlo, como propone Vox

ordenanza impuesto plusvalías

El Pleno del Ayuntamiento de Calahorra aprobó anoche modificar la ordenanza fiscal que regula el Impuesto sobre el Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, más conocido como Impuesto de Plusvalías.

Este gravamen que va a parar a las arcas municipales se venía aplicando de manera injusta al hacer un cálculo sobre la base de forma que el vendedor de una propiedad siempre tenía que pagar el impuesto incluso aunque no se hubiera producido beneficio con la venta.

Este hecho fue muy frecuente tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, produciéndose la venta de fincas urbanas por debajo del precio en que se habían adquirido, a pesar de lo cual los vendedores tenían que pagar el impuesto por una plusvalía (aumento de valor) que no había ocurrido.

Fue el Tribunal Constitucional el que dictó una sentencia que obliga a modificar la fórmula en que se calcula este tributo. Ahora las ordenanzas para el cobro del Impuesto de Plusvalías han de adaptarse a la ley y así se probó en el Pleno de anoche.

No obstante el asunto sigue resultando polémico como se pudo apreciar en la sesión de ayer. Para el PSOE este impuesto es una fuente de financiación irrenunciable y buena parte del sustento y mantenimiento de los servicios que el Ayuntamiento presta a todos los ciudadanos, según dijo la edil de Hacienda, Pilar Bazo

Para Vox, en cambio, el impuesto incluso modificado atenta contra los principios de capacidad económica de los ciudadanos –motivo que da el TC para abolir la antigua fórmula de cálculo–  y Calahorra debería ser el primer municipio en eliminar este impuesto injusto y confiscatorio”. Para la edil de Vox el gravamen tras su reforma sigue siendo “un atraco”. porque «este impuesto –incluso modificado a la baja– condena a pagar no sólo al que vende sino también al que hereda”.

Por su parte, Ciudadanos (Cs) presentó una enmienda para aplicar bonificaciones en caso de herencia de viviendas y locales comerciales. Ya en su día Cs presentó una moción sobre este impuesto para dilatar los plazos de cobro y el PP en el Gobierno municipal la aceptó. En esta ocasión no fue así y se rechazó la enmienda que proponía un 95% de reducción del impuesto en locales de actividad económica, con la condición de que la actividad continúe, y un 95% si la finca fuera la vivienda habitual del heredero. “Lo que pedimos es muy poco pero ni ese poco son ustedes capaces de dar”, reprochó Moreno al Equipo de Gobierno.

A la hora de votar, PSOE e IU votaron a favor de la modificación estipulada, el PP se abstuvo mientras que Cs y Vox votaron en contra. No sin que antes la alcaldesa  puntualizara que el Impuesto de Plusvalías nunca quedó suspendido sino sólo interrumpido el cobro de sus recibos.

BANNER RIVER SEPTIEMBRE 2022