El Pleno rechaza una moción del PP para rebajar el IBI con el ahorro en la gestión de su cobro

Pleno 25-1-2021
Votanción en el Pleno de ayer tarde

En 59 minutos se resolvió ayer tarde el primer Pleno ordinario del año en el que la moción del PP para que se estudie la posibilidad de reducir el Impuesto de Bienes Inmuebles y fraccionar su pago fue rechazada con los votos de los grupos del Partido Socialista e Izquierda Unida.

Este fue el punto del orden del día más debatido pero en la sesión también se dio cuenta del número de puestos de trabajo reservados en el Ayuntamiento a personal eventual, que permanece sin variación. Igualmente se dio cuenta del Plan anual de control financiero 2021 y del de Disposición de Fondos que habían sido aprobados por decreto.

Por otro lado, con la abstención del PP y los votos favorables del resto de grupos se aprobó el Reglamento del Registro Municipal de Asociaciones que recoge requisitos necesarios para estar registrados, derechos y obligaciones así como los datos más importantes y que se ha articulado “para dar un servicio público transparente, ágil y avanzado” y para que la información recogida “llegue al mayor número de personas”, según dijo la edil socialista Rebeca Sáenz.

Por su parte, Óscar Moreno, de IU, retiró su proposición para calificar a los policías locales como “colectivo de riesgo” de cara a una vacunación temprana contra el Covid-19. Así lo hizo porque al parecer ya hay una instrucción del Ministerio de Sanidad y para que los agentes sean vacunados en la segunda tanda.

MOCIÓN DEL PP SOBRE EL IBI

Fue la proposición del PP “para que se estudie la posibilidad de que el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI más conocido como “contribución”) sea rebajado y fraccionar el pago salvo que voluntariamente se opte por pago único”, lo más polémico de la sesión.

El PP basa su petición en la posibilidad de que el Ayuntamiento ahorre una notable cantidad económica autogestionando el cobro de este tributo a los ciudadanos. Cabe recodar que actualmente es el Gobierno de La Rioja el que efectúa este cobro por cuenta del Consistorio calagurritano lo cual tiene la ventaja de que permite disponer de un dinero adelantado pero la desventaja de conllevar 235.000 euros de gasto por la gestión, que se descuentan del total cobrado a los propietarios de fincas inmobiliarias.

Los populares creen que el ahorro que se generará se podría repercutir en el recibo de IBI en un momento tan difícil como el actual, pero hay que tener en cuenta que este ahorro todavía no se produce toda vez que el Ayuntamiento no ha habilitado la autogestión del IBI.

Por esta razón el concejal de IU se opuso a la moción diciendo que “está mal planteada” y se presenta “en un momento inadecuado”. Óscar Moreno recordó que la difunta concejal del PR, Margarita Aldama, ya lo planteó en su día y todos los grupos estuvieron de acuerdo; “pero no es el momento de tratarlo sino cuando se haga una normativa sobre el cobro de este impuesto” lo que pasaría por reformar la Ordenanza General de Gestión y Recaudación de Tributos.

Esta vez fue IU quien recordó al PP un reciente capítulo en la crisis de la pandemia: “Si de ayudar a Calahorra se trata, ustedes fueron el único grupo político de este Ayuntamiento que se negó a renunciar a sus honorarios de dos meses para dárselo a los ciudadanos”.

Vox apoyó la moción popular “porque así lo pedimos nosotros también incluso antes de la pandemia”. Así lo dijo su concejal, Mayte Arnedo que acusó al PSOE de “seguir realizando su programa sin tener en cuenta la realidad actual y sin tener en cuenta a los ciudadanos”. Como ejemplo dijo que el Equipo de Gobierno “trajo partidas a festejos cuando ya sabíamos que no iban a ser ejecutadas y se podrían haber destinado a los ciudadanos”. También declaró Arnedo que lo que perseguía el PP con su moción “es poco ambicioso” y habló de que hay además “muchos chiringuitos políticos” que se podrían ahorrar para destinar el dinero a los ciudadanos.

A pesar de ser una moción del PP, fueron los ediles de Ciudadanos los más vehementes en defender la iniciativa, mostrándose “a favor de repercutir a los ciudadanos el posible ahorro que se produzca por la recuperación de la gestión del cobro del impuesto; si bien –señalaron– ese ahorro no será equivalente a lo que se está pagando ahora por la gestión –unos 235.000 euros– ya que hay que descontar los gastos por coste de personal y aplicaciones informáticas que el Ayuntamiento empleará en la autogestión del cobro del IBI”.

Cristina Moreno, del partido naranja, recordó que en ya en noviembre su grupo defendió “la rebaja de la carga impositiva como ayuda a los ciudadanos que lo están pasando francamente mal, Eso era factible –siguió diciendo– si tenemos en cuenta que estamos respaldados por 5 millones de euros en remanentes de Tesorería que el Equipo de Gobierno tiene disponibles para gastar. Pero no quisieron hacerlo argumentando que la presión fiscal municipal ya es bastante baja”, dijo acusando a los socialistas.

Cristina moreno hizo un reproche al PSOE: “Tuvo la oportunidad de ayudar a todos disminuyendo esa presión fiscal pero parece no ser consciente de la gran crisis económica que hace que muchas personas vean disminuidos drásticamente sus ingresos, a pesar de lo cual van a tener que pagar lo mismo. Se muestran satisfechos con una congelación de impuesto como la de otros años en un año que no tiene nada que ver con los anteriores”.

Cs cree que además hay otros nichos de los que obtener ayudas directas para los ciudadanos: “En el presupuesto de este año han destinado a festejos una partida mayor de la que reservó el PP otros años y que ustedes tanto criticaban por excesiva. Utilicemos todos los medios a nuestro alcance para ayudar a los ciudadanos”, concluyó.

CAMBIO DE PAPELES

La socialista Pilar Bazo, concejal de Hacienda dijo que la moción del PP “llega tarde y carece de sentido alguno y sólo se trae para cubrir el expediente de cara a los ciudadanos”.

Bazo dijo que en efecto estamos en un “tiempo excepcional” pero recordó que el pago fraccionado del IBI es algo que ya se practica: “Actualmente el IBI puede fraccionarse en dos pagos y se han fraccionado unos 50 expedientes de plusvalías en los plazos que han deseado los ciudadanos”.

Así las cosas, la concejal de Hacienda dijo taxativamente que “el IBI no se va a rebajar y se mantendrá congelado” y dirigiéndose al PP añadió: “Ya se encargaron de rebajar el IBI ustedes y dejarlo como uno de los más bajos de nuestra zona, claro está que con esta rebaja penalizaron la posibilidad de invertir en nuestro municipio y mejorar la prestación de servicios a los ciudadanos”.

Bazo recordó a Cs que en 2017 votaron en contra de una moción del PSOE para el pago personalizado de tributos. “Todo muy consecuente”, dijo irónicamente la edil socialista si bien quizá no reparó en que es igual de incongruente pedir el pago a la carta desde la Oposición y rechazarlo ahora.

En su segundo turno de palabra, el PP se preguntó “de qué le sirve al ciudadano que el Ayuntamiento se ahorre 235.000 euros si eso no se ve reflejado en sus recibos” y ante el rechazo de PSOE e IU señaló que su moción simplemente pide que se estudie la posibilidad de trasladar ese ahorro “que si aún no se produce (…) es porque el PSOE no ha habilitado la autogestión en año y medio de Gobierno municipal”.

Finalmente intervino la alcaldesa, Elisa Garrido, asegurando que si de ayudar al ciudadano se trata, su Gobierno ha habilitado en pandemia “700.000 euros en ayudas directas y costes sociales” y ha “dedicado innumerable número de horas a paliar esta pandemia”.

 

BANNER RIVER SEPTIEMBRE