El PSOE, molesto por que la alcaldesa ordenase retirar unos carteles del 25N

Arceiz cree que “no es de recibo hacer burla política a costa de un colectivo que sufre violencia machista”

violencia de género 25n

La Agrupación Socialista de Calahorra acusa a la alcaldesa de “utilizar al personal de FCC para sus intereses políticos”.  Su acusación, en una nota de prensa enviada ayer, viene a raíz de unos carteles alusivos al 25N (Día para la eliminación de la violencia contra la mujer) que Arceiz mandó retirar.

Firmados por las Juventudes Socialistas de La Rioja, algunos carteles llevaban textos como “El feminismo es la idea radical que sostiene que las mujeres somos personas: Ángela Davis”, o  “Tu piropo no me halaga, me violenta”. Junto a esos carteles, también aparecían otros con imágenes de líderes del PP y las siguientes frases: Feijóo “Tuvo un divorcio duro”, Cuca Gamarra: “No habrá un ministerio que convierta a las mujeres en juguetes”, Beatriz Fanjul: “No considero un piropo como un acto de violencia contra las mujeres” , Gonzalo Capellán, al que apodan “el moderado”: “El Partido Popular elimina la Consejería de Igualdad”.

La Agrupación Socialista de Calahorra afirma que “la propia Arceiz ha reconocido en un programa radiofónico que utilizó a los servicios municipales de limpieza de manera partidista”.  Pero lo que para el PSOE es “una campaña que reflejaba con declaraciones y fotos reales de líderes del PP sus posiciones sobre igualdad y violencia de género”, para Arceiz era una “manera muy burda de tratar de sensibilizar a la población sobre esta lacra social que es la violencia machista”.

El PSOE insiste en que la alcaldesa “ha reconocido que utilizó los servicios municipales a su antojo ejerciendo un abuso de poder”, mientras la alcaldesa se reafirma y dice que “aunque se hubiera tratado de fotos de otro partido habría que haberlas retirado igualmente”.

digitalízate banner alargado

En este sentido asegura Arceiz que cuando ordenó retirar los carteles “yo no sabía quién los había puesto; pero no lo sabía ni entonces ni cuando se me preguntó en la radio”.

Refiriéndose a las víctimas de la violencia machista, Arceiz afirma que “un colectivo como éste no se merece que se haga burla política”. Estas palabras chochan con la postura del PSOE que niega la existencia de ninguna burla ni ofensa y describe su campaña como “una campaña política completamente respetuosa” que “refleja exclusivamente imágenes y declaraciones rigurosamente reales”, por lo que la orden de retirada significa, según el PSOE, “un ataque directo al ejercicio de la libre expresión, una actuación de abuso de poder y una evidente malversación de los fondos públicos que deberían estar destinados a la limpieza viaria no a su capricho”.

En el lado contrario, Mónica Arceiz opina que “hay otras maneras para sensibilizar a la población que no es utilizando políticamente este problema, deformando imágenes, y sacando frases fuera de contexto, precisamente en algo tan sensible y especial como es la violencia machista”.

De cualquier forma, las relaciones PSOE-PP son cada vez más tensas, y si antes era el PP el que encontraba un talante autoritario en la alcaldesa socialista Elisa Garrido, ahora es el PSOE el que dice “que en apenas 5 meses de gobierno la Sra. Arceiz ha demostrado su decidido talante antidemocrático”.