El Rocódromo de Quintiliano, dispuesto para la escalada tras su reforma

La inversión ha ascendido a 18.062,68 euros e incluye la homologación del rocódromo antiguo

rocódromo bulder pabellón Quintiliano
Foto de archivo del rocódromo bulder del pabellón Quintiliano

Los amantes de la escalada pueden disfrutar ya del rocódromo-bulder existente en el pabellón del colegio Quintiliano cuyas obras de ampliación y reforma finalizaron recientemente. La instalación cuenta ya con el preceptivo visado así que los interesados podrán disponer de este rocódromo en jornada matinal de lunes a viernes con previa solicitud al servicio de deportes del Ayuntamiento de Calahorra en el teléfono 941 10 50 73.

Así lo dice el Ayuntamiento en una nota de prensa en la que informa del fin de las obras que han tenido un coste total de 18.062,68 euros, IVA incluido.

La instalación ahora reformada presenta varias zonas de entrenamiento para diferentes niveles, desde el inicial hasta el avanzado. Contiene una zona de campus de 3 metros de longitud por 3,4 metros de altura con un desnivel del 11 %, con un muro de entrenamiento interactivo estandarizado tipo Moonboard con luces led que conecta a una comunidad global de escaladores a través de problemas compartidos y clasificaciones de desempeño competitivo. La instalación cuenta también con un muro de entrenamiento avanzado de 20 grados de inclinación de 3,5 metros de longitud con un desnivel del 40 %.

Además de la ampliación del rocódromo, se ha visado la totalidad del rocódromo por parte del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos industriales de Madrid, tal y como establece la normativa vigente.

CLASES PARTICULARES BANNER