Fallece Francisco Álvarez Martínez, obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño de 1977 a 1989

En la madrugada de este miércoles, día 5 de enero, tras una larga enfermedad, fallecía en Madrid el Cardenal Francisco Álvarez Martínez, Arzobispo emérito de Toledo desde el 24 de octubre del año 2002, y que fue Obispo de nuestra diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño desde el año 1977 hasta el año 1989.

Precisamente en 1989 nacía LA BRÚJULA y su relevo al frente de la diócesis por el obispo Ramón Búa Otero fue una de las primeras informaciones que ofrecía este medio de comunicación.

Según la información que facilita la oficina de prensa diocesana, Don Francisco había nacido en la parroquia de Santa Eulalia de Ferroñes, Llanera (Oviedo), el 15 de julio de 1925 y fue ordenado sacerdote en Oviedo el 11 de junio de 1950. El 13 de abril de 1963 fue preconizado Obispo de Tarazona, y recibió la ordenación episcopal el 3 de junio de ese mismo año. Tres años más tarde, el 20 de diciembre de 1976, fue nombrado Obispo de nuestra diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño, sede de la que tomó posesión el 16 de enero de 1977. Doce años más tarde, el 17 de junio de 1989, tomó posesión como Obispo de la diócesis de Orihuela-Alicante, sede desde la que se trasladó a la archidiócesis de Toledo, en la que desarrolló su ministerio episcopal desde el año 1995 hasta el año 2002.

Fue creado Cardenal de la Santa Iglesia Romana, con el título de Santa María de la Paz en Monte Verde, por el Papa San Juan Pablo II, en el consistorio del 21 de febrero de 2001.

La Misa de exequias y el entierro tendrán lugar el próximo viernes, día 7 de enero, a las 12 horas, en la Catedral de Toledo. El féretro estará expuesto en la capilla arzobispal de la Inmaculada a partir de las 16,00 de hoy miércoles.

BANNER-RM