Fernando Sancha expresó su gratitud a Calahorra oficiando en esta ciudad su primera misa

Fernando Sancha

La Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño cuenta desde este sábado, 1 de octubre, con un nuevo sacerdote, Fernando Sancha Zúñiga, que fue ordenado presbítero en el Seminario Diocesano por el Obispo Santos Montoya.

Fernando Sancha eligió Calahorra para oficiar su ‘cantamisa’. Esa primera misa como sacerdote tuvo lugar este domingo en la parroquia de los Santos Mártires de Calahorra, donde Sancha ha estado trabajando durante dos años, uno de pastoral y otro de diácono.

La misa, concelebrada por numerosos sacerdotes, fue toda una fiesta para sus feligreses. El templo se llenó, y el nuevo sacerdote pudo constatar el cariño que le profesan cientos de personas que a lo largo de esos dos años han tenido la oportunidad de conocerle.

El sacerdote afirma que para él los feligreses de Calahorra son su «segunda familia» y que se sintió «muy arropado» en una celebración que vivió «de manera natural y sencilla, con la alegría propia de la liturgia».

Sumar un activo como Fernando Sancha, es para la Iglesia riojana toda una alegría; primero por la crisis de vocaciones que tanto está afectando al Catolicismo, pero también porque se trata de una «vocación tardía» y trae consigo un gran bagaje, como profesional y como persona.

Fernando Sancha Zúñiga (Pamplona 1972) es Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra. Trabajó como técnico audiovisual en distintos medios de comunicación de La Rioja, Navarra y Canarias, y a su regreso a Pamplona experimentó la llamada de Dios e ingresó en el Seminario.

Ahora Sancha se prepara para su próximo destino que, es de esperar, el Obispo hará público en breves fechas.

 

BANNER GREENFRIDAY INVERFLOR