FHC cumple 20 años con “retos de urgencia vital y enorme gravedad”, según su comité de empresa que exige “la ineludible integración en el SERIS”

comité empresa FHC 20 aniversario copia
Miembros del comité de empresa que han ofrecido la rueda de prensa

Hoy se cumplen 20 años desde que Fundación Hospital de Calahorra (FHC) comenzara a dar servicio como hospital de referencia para La Rioja Baja y ribera de Navarra –toda la zona de influencia de Calahorra– y prácticamente desde su inicio se ha venido pidiendo la integración de su gestión en el Sistema Riojano de Salud como forma de paliar un problema de déficit presupuestario que acarrea otros como la falta de medios técnicos y humanos.

Esta reivindicación es defendida por el comité de empresa con igual ardor ahora que cuando el color del Gobierno nacional y regional era otro “porque al fin y al cabo estamos defendiendo con ello un mejor servicio para los ciudadanos”.

Así lo ha dicho el presidente y portavoz del comité, Suso Junquera, que acompañado de personal laboral de Fundación Hospital de Calahorra ha ofrecido una rueda de prensa en la que ha urgido a que se presente ya el proyecto de ley que haga de este centro público con gestión diferenciada un hospital regido por los mismos principios económicos y laborales que el resto de los que integran el Servicio Riojano de Salud (SERIS) para poder acometer los “retos de urgencia vital” y “enorme gravedad” que actualmente tiene.

Junquera ha comenzado recordando que si bien la inauguración oficial de FHC se realizó en mayo de 2001, el servicio comenzó a prestarse el 18 de diciembre del año 2000, produciéndose la apertura de quirófanos y plantas en febrero de 2001

Desde entonces, unas 85.000 personas han sido atendidas de una u otra manera en este centro. Por ejemplo, en estos 20 años, han nacido en él 10.500 niños y son más de 22.000 las urgencias atendidas, 5.500 hemodiálisis, 8.000 biopsias y citologías, 22.000 sesiones de rehabilitación y logopedia y más de 2.300.000 las consultas médicas realizadas.

Junquera ha tenido también un muy emocionado recuerdo de los trabajadores fallecidos en este tiempo por diversas circunstancias y ha mostrado el agradecimiento del comité de empresa a “mucha gente que ha levantado este hospital con mucho esfuerzo”.

Único en su especie

El de Calahorra, a pesar de ser un hospital público que atiende a todos los pacientes de la Seguridad Social, mantiene la figura de fundación y una gestión autónoma. En su tiempo, fueron cuatro los hospitales fundación en España si sumamos al de esta ciudad los dos que existían en baleares y otro más en Madrid. Estos tres fueron reconvertidos y tienen ya gestión pública, siendo por tanto el de Calahorra el único que se mantiene como fundación.

Para el comité de empresa esto está resultando perjudicial para el desarrollo del Hospital de Calahorra pues estima que se da, según ha venido a decir, una contención en el uso de recursos económicos. “Esto está causando que no podamos ser competitivos en la captación de recursos humanos”, de lo que derivaría “una pérdida de actividad (…) y largas listas de espera (…) que no se deben a la actual situación por el Covid-19 sino a un problema estructural que venimos arrastrando”, ha dicho el portavoz del comité de empresa.

En este sentido, Begoña González Juez, otorrino en FHC, ha elogiado el empeño de los profesionales de FHC en ser innovadores e incluso pioneros en la implantación de algunas técnicas, pero ha dicho que “con un déficit presupuestario crónico es misión imposible conseguir profesionales suficientes”.

Esta doctora ha explicado que no es tanto por una cuestión salarial o por tratarse de un hospital comarcal en el que la proyección profesional puede resultar limitada; “no se trata tanto de eso como de una cuestión de medios técnicos y humanos”, ha dicho.

Sería por tanto que con ese panorama de trabajo es difícil conseguir que los profesionales de la sanidad quieran trabajar en Calahorra. Esto tiene, según han comentado miembros del comité de empresa, una consecuencia ya: “A día de hoy tenemos previsto que habrá un déficit de 3.000 horas de servicio para el año que viene”.

La doctora González ha reconocido que en efecto todos los hospitales tienen dificultades para contratar por falta de médicos; “pero eso es una verdad a medias”. Es conocido que el problema afecta más que nada a algunas especialidades y según el comité de empresa, en la última convocatoria del Hospital San Pedro, de Logroño, se han presentado 21 personas para cinco plazas.

Suso Junquera ha comentado que próximamente se deben incorporar a FHC doce profesionales para cubrir puestos que no están cubiertos o que están cubiertos temporalmente y ha asegurado que el comité de empresa que representa ha actuado más allá de sus funciones captando profesionales para el hospital o consiguiendo que no lo abandonen.

La “imprescindible” reconversión que no llega

 Lo más paradójico de esta situación es que la reconversión de Fundación Hospital de Calahorra no llega a pesar de que todos los partidos representados en el Parlamento riojano están de acuerdo en hacerla efectiva.

No sólo el actual Gobierno del PSOE, también el último consejero Salud del PP anunció una “próxima integración de FHC en el Sistema Riojano de Salud Pública”. “Incluso la actual presidente riojana, Concha Andreu, lo defendió en el Parlamento”, ha recordado Suso Junquera que ha exigido que se cumpla el “compromiso ineludible” de integración, señalando cómo en su día el actual gobierno socialista se comprometió a presentar el preceptivo proyecto de ley antes del 30 de junio del año que finaliza.

Suso Junquera ha dicho no entender por qué si todos están de acuerdo en integrar FHC en el SERIS esto no se lleva a término. Ha añadido que “si mañana se presentara el anteproyecto de ley, se necesitarían de 12 a 18 meses para hacerlo efectivo”.

En su día se comentó que la integración en el SERIS de los profesionales contratados en FHC produciría un agravio comparativo con los trabajadores estatutarios que han tenido que opositar para acceder a sus plazas en otros centros. Sin embargo –como argumentó en su día el comité de empresa– también los profesionales del hospital calagurritano han debido superar un exigente proceso de selección.

En cualquier caso, este y otros problemas podrían solucionarse según el comité de empresa, pues de hecho en las otras fundaciones hospitalarias así ocurrió. En este sentido Suso Junquera propone que se aplique el modelo que se empleó en la reconversión del hospital de Manacor (Mallorca) que cree que es válido para el caso de Calahorra.

Por todo ello el comité de empresa de FHC no se explica que todavía se esté dando largas a la integración de FHC en el Sistema Riojano de Salud. Insistiendo en las preguntas sobre el porqué de esta situación, Suso Junquera ha apuntado a posibles “peleas de familia”. Incluso ha llegado a apuntar a un problema de capacidades personales: “Si no saben, que vengan otros”.

Finalmente Junquera ha agradecido los comunicados de los alcaldes de La Rioja Baja y de la presidente de La Rioja excusando su ausencia en la reunión de trabajo convocada por el comité de empresa de FHC para esta mañana y ha agradecido igualmente el reportaje de Fundación Hospital de Calahorra realizado por la Consejería de Salud en el 20 aniversario del centro.