FRECA critica la eliminación de vegetación silvestre y la tala de árboles junto al Cidacos

A la altura del aparcamiento de la Catedral y al parecer al objeto de habilitar la zona para el festival Hólika

Desbroce junto al Cidacos 1
El jueves y viernes de la pasada semana, se llevó a cabo la retirada de vegetación y la tala de varios álamos blancos en a la orilla del Cidacos. La asociación ecologista FRECA ha criticado esta acción que dice se ha llevado a cabo en «el soto silvestre natural, ubicado en zona de Dominio Público Hidráulico, junto al aparcamiento de la Catedral, (en el que se celebra el festival Holika)».
Asegura FRECA que esta actuación ha sido acometida sin que existiera autorización por escrito de la Confederación Hidrográfica del Ebro ni del Gobierno de La Rioja.

Al respecto FRECA recuerda que «cualquier promotor, particular o administración pública, para intervenir en el terreno de Dominio Público hidráulico y modificar condiciones naturales de un bosque natural de ribera, (acometer movimientos de tierra o eliminar  vegetación natural)  necesita inexcusablemente  tramitar previamente y por escrito a ambos organismos una solicitud de autorización , y esperar la respuesta también por escrito para poder actuar».

Sobre el terreno se ha comprobado que utilizando maquinaria pesada y motosierras, se ha eliminado toda la vegetación de dicho soto tanto a nivel herbáceo como arbustivo,  «modificando el perfil del suelo al tiempo que aportando y redistribuyendo materiales como gravas. Todo ha quedado limpio y rasurado a excepción de algunos ejemplares de Álamo de gran tamaño que han sido conservados hasta el momento, pero que desconocemos si se respetarán  ya que todavía las máquinas están presentes y  no habían concluido sus tareas», añaden los ecologistas.

FRECA insta a la Consejería de Agricultura Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de La Rioja y a la Confederación Hidrográfica del Ebro a depurar las responsabilidades sobre la autoría de estos hechos y «lamenta profundamente que nuevamente en Calahorra se emprendan acciones contra la vegetación natural del río Cidacos, algo que ya parecía superado, pero que nuevamente es noticia».
Por último, el colectivo ecologista dice que le parece de gravedad «que se intervenga dentro de un soto natural sin seguir los procedimientos administrativos y legales pertinentes».
Por cierto que el diputado riojano y activo miembro de FRECA, Jesús María García, criticaba una actividad similar pero más extensa realizada en la ribera del río Leza y que según dice“ha supuesto la destrucción del paisaje de ribera característico de la localidad”. Es una tala “indiscriminada dentro de la zona protegida del plan de recuperación del visón europeo en La Rioja, el mamífero más amenazado del continente”.